“El hobbit: Un viaje inesperado” y una fantasía ejemplar

Por Joaquín R. Fernández | LaButaca.net | 15 diciembre 2012

Una aventura repleta de peligros, emociones y mucho humor. A pesar de su abultado metraje, las más de dos horas y media que dura se pasan volando. Magnífico reparto y espléndida factura técnica.

Al comenzar “El hobbit: Un viaje inesperado” (ver tráiler y escenas ) y observar a Bilbo (Ian Holm ) y a Frodo Bolsón (Elijah Wood ) en el hogar del primero, una sensación de alegría nos invade por tornar de nuevo a la Tierra Media. Tras la brillante adaptación de “El Señor de los Anillos” , Peter Jackson recupera la novela que J.R.R. Tolkien escribió antes que la citada trilogía y nos introduce de lleno en otra aventura repleta de peligros, emociones y, sobre todo, muchísima diversión. El texto original es más liviano y menos complejo que su secuela, de ahí que el espectador ha de entender que ello también se refleja en esta película si la comparamos con lo que en su día supuso “El Señor de los Anillos: La Comunidad del Anillo” .

Después de un magnífico prólogo en el que se nos explica cómo el dragón Smaug se hizo con Erebor, la Montaña Solitaria, y obligó a los enanos que vivían en ella a huir del lugar, Jackson se toma su tiempo para presentarnos a los protagonistas de la historia. De este modo, el espectador va descubriendo la personalidad de Thorin y de los doce integrantes de su raza que, junto a Gandalf y a Bilbo, planean recuperar la tierra que perdieron tiempo atrás. Concluida esta introducción, que en ningún momento se hace pesada, el espectador asiste a una sucesión de peripecias dominadas por el humor. Se trata de una amena travesía que, si bien presenta varios añadidos con respecto al libro (no voy a negar que tal vez se podría haber aminorado su duración), sin duda respeta el espíritu del mismo.

Además, su factura técnica es notable, percibiéndose claramente que el director ha contado con un mayor presupuesto (ahí están las múltiples escenas aéreas, con unos preciosos paisajes, y los espectaculares efectos especiales). Respecto al reparto, Ian McKellen parece haber nacido para interpretar a Gandalf, mientras que Martin Freeman maneja con tiento la evolución de su personaje (y eso que aún le quedan odiseas por vivir). Cabe destacar la labor de Richard Armitage como Thorin, dotando de carisma a este rey que busca con denuedo recuperar el próspero territorio de sus antepasados. Por supuesto, resulta un placer volver a encontrarse con Hugo Weaving (Elrond), Christopher Lee (Saruman) y Cate Blanchett (atentos al momento en el que Galadriel habla con Gandalf sobre el mediano), algo que también se puede decir de Andy Serkis en el papel de Gollum (magnífica la recreación del pasaje de los acertijos). “El hobbit: Un viaje inesperado” es un largometraje ideal para los amantes del género fantástico y, sobre todo, un título de indispensable visionado para el público infantil. En tiempos oscuros, hacen falta relatos como este para dejarnos llevar por la imaginación y adentrarnos en mundos que terminan arraigando en nuestros recuerdos y en nuestros corazones.

Calificación: 8/10


    Source URL: http://www.labutaca.net/criticas/el-hobbit-un-viaje-inesperado-y-una-fantasia-ejemplar/