“El Hombre Lobo”: El aburrimiento está empedrado de buenas intenciones

Escrito por el 15.02.10 a las 14:08

FichaCartelFotosSinopsisTráilerCómo se hizoEntrevistas
PreviaCríticasNoticiasComentarios

Una bienintencionada pero fallida revitalización del clásico de la Universal. “El Hombre Lobo” se aplica a los manuales narrativos del género, pero fracasa por la atonal concepción del cine de Joe Johnston.

Sí, es verdad que los críticos podemos ser sujetos difíciles de contentar. Es cierto que a la gran mayoría la saga inaugurada por “The mummy (La momia)” nos pareció una pésima manera de actualizar uno de los clásicos de la Universal. Y resulta que ahora que llega Joe Johnston y nos ofrece “El Hombre Lobo” con evidentes vínculos con el original de 1941, y narrando la historia de una manera más cercana a las serenas formas tradicionales que a los compulsivos y espasmódicos modos actuales, resulta que tampoco el resultado satisface. ¿Será que somos, por naturaleza, gruñones e incapaces de ser satisfechos? Vayamos por partes: por principio, ni actualizar un clásico de toda la vida tiene por qué ser un pecado mayúsculo, ni respetarlo a rajatabla necesariamente un acierto. De hecho, hay muy pocas ocasiones en las que se ha logrado el equilibrio, como hizo Coppola en “Drácula, de Bram Stoker”, donde el recurso a, incluso, técnicas y estéticas que remitían a los primeros tiempos del cine, no impidió ofrecer una obra, a su modo, totalmente nueva. Pero Joe Johnston, que es un apañado artesano (como demostró en películas como “Jumanji” y “Parque Jurásico III”), desde luego no es Coppola. Y así, no es de extrañar que su atonal concepción del cine lastre la bienintencionada “El Hombre Lobo”.

Porque de nada sirve encomendarse a las maneras clásicas de narrar las historias de terror (mansiones tenebrosas, bosques amenazadores, maldiciones, sexualidad reprimida e invocaciones a lecturas morales de culpa y arrepentimiento) si, para evitar que el resultado espante a los más jóvenes, recurrimos a facilones y sangrientos insertos de miembros amputados y entrañas al aire; si confundimos la cadencia de la historia con la falta de sorpresas que nos despierten el suficiente interés para seguir la trama; o si no ofrecemos a actores entregados a sus papeles un asidero para que sus interpretaciones añadan intensidad a lo que vemos; si, en fin, nos limitamos a aplicar, como alumnos aplicados, el manual de cómo debe contarse una historia de este tipo.

Lástima, porque lo cierto es que la cinta contiene a priori motivos sobrados de interés para el espectador aficionado al género: de los guiños a una tradición cinematográfica que, si bien menos nutrida que las historias de chupasangres, sí contiene suficientes hitos imborrables en la memoria (ahí está la transformación del monstruo, que parece una versión corregida y aumentada de la inolvidable secuencia de “Hombre-lobo americano en Londres”), al recurso de un maquillaje tradicional para caracterizar al licántropo o a la incorporación de personajes reales a lo narrado (ahí está Hugo Weaving interpretando al agente de Scotland Yard Frederick Abberline, quien en la vida real investigara los crímenes de Jack ‘el Destripador’), pasando por un Benicio del Toro que se esfuerza por llenar de carisma romántico su personaje.

Sin embargo, el combinado no acaba de acertar con el resultado final, y por el camino se pierde el contar con el mítico Anthony Hopkins, un nombre tan fogueado con el género como Danny Elfman (quien, eso sí, despacha una banda sonora que por momentos recuerda, quizá demasiado, a la referencial de Wojciech Kilar para la cinta de Coppola) o el acierto en la reconstrucción del siempre tan sugerente Londres victoriano. Una demostración de que, en el cine, tocar las cosas sagradas no es tan fácil como parece, y que tanto se puede pecar por defecto como por exceso. Mucho nos tememos que la resurrección del Hombre Lobo como serial va a tener que esperar a mejor ocasión, o a que vuelva a ponerse de moda (si es que alguna vez los vampiros se bajan del podio, claro).

Calificación: 3/10

En las imágenes: Escenas de “El Hombre Lobo”- Copyright © 2009 Universal Pictures, Relativity Media y Stuber Pictures. Distribuida en España por Universal Pictures International Spain. Todos los derechos reservados.



Escribe tu comentario

AVISO: Su publicación no es inmediata, los comentarios están sujetos a moderación. La opinión de cada comentarista es personal y no representa la de LaButaca.net.

(obligatorio)

(obligatorio; no se mostrará)



1

Resident Evil: El capítulo finalManchester frente al marMúltipleLa ciudad de las estrellas: La La Land

Resident Evil: El capítulo final
Manchester frente al mar

LionFiguras ocultasxXx: ReactivatedVivir de noche
Los del túnelContratiempo - película¡Canta! - películaPassengers

Múltiple
La La Land
Lion
Figuras ocultas
Ballerina
xXx: Reactivated
Vivir de noche
Contratiempo
¡Canta!
Los del túnel
Silencio
Solo el fin del mundo
Underworld: Guerras de sangre
¿Tenía que ser él?
Proyecto Lázaro
La autopsia de Jane Doe
La tortuga roja
Passengers
Comanchería
Rogue One: Una historia de Star Wars
Hasta el último hombre
La llegada (Arrival)
Animales nocturnos
Un monstruo viene a verme
Vaiana
 
Trailers Actualidad Archivo de películas Facebook          Twitter                          
Destacados:  Estrenos del 22 de septiembre | Primer tráiler de "Tomb Raider" (2018) | Fiesta del Cine: 16 a 18 de octubre

© LABUTACA.NET - Orba, 12, 8 - 46910 Benetússer, Valencia, España - E-mail: redaccion@labutaca.net
Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Prohibida la reproducción de los contenidos de este sitio sin consentimiento expreso de sus propietarios. Todos los derechos reservados.