Síguenos

Críticas

«El Hombre Lobo»: Luces y sombras en el artificio

FichaCartelFotosSinopsisTráilerCómo se hizoEntrevistas
PreviaCríticasNoticiasComentarios

Accidentada cinta de terror efectista, despojada de todo el drama existencial de su personaje protagonista. «El Hombre Lobo» entretiene sin entusiasmar, recorre el mito sin innovar y vaciándolo de vida.

De todos es conocida la leyenda del Hombre Lobo y su drama existencial. Y quien acude a verlo en la pantalla, espera siempre el momento de su transformación a la luz de la luna llena, a la vez que desea un final feliz… que la historia le niega una y otra vez. Con la accidentada versión de Joe Johnston —que sustituyó a Mark Romanek como director— no hay sorpresas alguna sub sole —perdón, sub luna— aunque sí algunos sustos fáciles, una correcta ambientación gótica-victoriana y un cuidado trabajo de maquillaje y animación digital. Con todo ello conseguimos una espectacular transformación en las apariencias que, sin embargo, se olvida de ir acompañada de otra más interior, resultando sus personajes planos en su caracterización y de escaso recorrido dramático, desaprovechando unos excelentes actores. Una vez más, de un guión mediocre se pueden obtener algunos buenos momentos, pero nunca una buena película.

La explicitud y la falta de disimulo por conseguir unos efectos seguros en el espectador se ven ya en un prólogo donde la aparición de la bestia y de su víctima ensangrentada anulan cualquier ejercicio de la imaginación. Sustos de artificio y con respingo incluido que dan poco miedo, monstruosidades y despedazamiento de miembros al estilo gore, estampas tópicas y ambientes en penumbra permanente, picados góticos y escenas de gélido romanticismo con la niebla que todo lo invade… y entramos en el mundo clásico y artesanal de quien nos muestra algo muy visto en las películas del género. ¿Qué nos aporta «El Hombre Lobo» de Johnston? Nunca intuimos el enamoramiento de Lawrence ni el de Gwen, quizá porque la profunda mirada de Benicio del Toro está más atormentada por la infancia de su personaje que esperanzada ante un amor imposible, o quizá porque la de Emily Blunt es tan hermosa como fría y enigmática, o porque la oscuridad de la noche y el efectismo impiden ver a las personas que hay bajo los mil rostros del actor —profesión nada gratuita de Lawrence— o del lobo asesino.

El caso es que la cinta entretiene sin entusiasmar, recorre el mito sin innovar y vaciándolo de vida, y sólo el oficio de Anthony Hopkins da a su personaje más de una capa que refleja sentimientos turbios y un pasado traumático. Por lo demás, nos movemos en el terreno anunciado al inicio y repetido al final —por si alguien no se quedaba con el mensaje—, de que es difícil separar al hombre del monstruo, y de que todos llevamos dentro un principio de fragilidad que nos puede precipitar al abismo de la maldad… hasta destruirnos a nosotros mismos. Y en ese eterno retorno a una naturaleza oculta entre la niebla, un niño lunático le pasa el testigo a Sir John Talbot, éste a su noble hijo Lawrence, y éste a quien representa el orden…

Hay tiempo para algún pensamiento más positivo y esperanzador en este mundo de tinieblas y licántropos, pues siempre quedará una bella princesa dispuesta a redimir al condenado por el amor y a liberarle de sus demonios interiores y maldiciones; y si se percibe el poder del demonio o de la magia, también se podrá creer en el milagro divino y en la bondad de las personas. Un universo de luz y oscuridad habitado por la Bella y la Bestia, donde algunos quieren acabar con el monstruo a base de balas de plata y otros con besos de amor… para terminar confundiéndose ambos porque la línea que los separa no es tan clara ni precisa como se piensa.

 

Calificación: 5/10

En las imágenes: Fotogramas de «El Hombre Lobo» – Copyright © 2009 Universal Pictures y Stuber Productions. Distribuida en España por Universal Pictures International Spain. Todos los derechos reservados.

Continue Reading
Publicidad

Novedades destacadas

Guía de películas

A B C D E F G H I J K L M N O P Q R S T U V W X Y Z 1
Subir