Síguenos

«El jugador»: Ese día vendrá

Críticas

«El jugador»: Ese día vendrá

Tras hacer gozar a crítica y público con «El origen del planeta de los simios», Rupert Wyatt opta por el ejercicio de estilo para reafirmarse como creador, pero cede demasiado a las delicias de la industria. No es mala película, desde luego, pero no es notable.

Jim (Mark Wahlberg) tiene un montón de dinero, pero ni todo el oro del mundo acabaría con sus ansias de apostar. No es por la pasta, es por pasarlo mal. Tras pasmar a crítica y público con «El origen del planeta de los simios», Rupert Wyatt tenía que decidir con cautela el siguiente paso a dar. En la balanza, su identidad como cineasta y la viabilidad de su cuenta corriente después de hacer gozar a un gran estudio. Y aquí tenemos «El jugador» (ver tráiler), que no es mala película, no, ni mal remake del título homónimo de 1974, tampoco, pero que no evita rendirse a la industria descaradamente, lo que le impide alcanzar cotas mayores. Tendremos que esperar a la siguiente para poder definir al realizador. ¿Artesano? ¿Mercenario? Mmm… No es fácil ser Winding Refn, o así.

"El jugador"

«Que te jodan». A los mandos de su equipo, Wyatt opta por la filigrana de estilo y es consecuente con ello. El conjunto es muy estético, limpio, coherente incluso en su consciente pedantería esencial y formal, apostando por un ritmo agrio en un conjunto que a veces se percibe más como un hilado de secuencias que como un global perfectamente ensamblado y desarrollado. Y hay que valorar el riesgo de colocar en el centro de la historia a un suicida rodeado de personas que, en mayor o menor grado, no hacen sino mirar, aguardar a ver qué pasa. Independientemente de que quieran que pase algo o no. Esperan, esperan ─esperamos, esperamos─, y el camino andado lleva a una resolución muy decepcionante ─la sumisión industrial a la que aludíamos antes─ que convierte la experiencia en definitivamente agridulce.

"El jugador"

Mark Wahlberg no se va a llevar a casa el Oscar® al Mejor Actor ─creemos; a saber luego qué pasa─, pero su entrega es tan indudable como en el resto de sus papeles. A veces funciona mejor, a veces peor, pero volcado está como individuo megaexistencialista, frustrado, pseudodemacrado, más aburrido de vivir que casi todos los personajes que pasan por pantalla, que ya es decir. Desesperado por acabar de una vez. Del modo que sea. Jessica Lange siempre es un lujo en pantalla grande, John Goodman se lo pasa pipa ─como siempre─, y Michael K. Williams y Brie Larson ─oh, musa─ cumplen con su papel. Todo bien, todo disfrutable, pero no notable. «El jugador» arriesga menos de lo que debería, pero su esfuerzo no cae totalmente en saco roto. Merece una oportunidad.

Calificación: 6/10

Imágenes de «El jugador”, película distribuida en España por Paramount Pictures Spain © 2014 Paramount Pictures y Winkler Films. Todos los derechos reservados.

Continue Reading
Subir