Síguenos

«El mejor»: El dolor y el amor de una madre que busca respuestas

Críticas

«El mejor»: El dolor y el amor de una madre que busca respuestas

FichaCartelFotosSinopsisTráilerPreviaCríticasComentarios

Previsible y complaciente en su temática y desarrollo, «El mejor» es una trágica y conmovedora historia de amor para los que busquen la lágrima fácil y no cuestionen lo inverosímil y tópico de la situación ofrecida.

No hay nada más doloroso que la muerte de un hijo para su madre, y más aún si se trata de un joven modélico que fallece de modo trágico e imprevisto. Ese es el caso de Bennet, un adolescente arrollado por una furgoneta cuando estaba con su chica tras su primera cita. Los tintes trágicos aumentan con el dibujo familiar: una madre depresiva y obsesionada con conocer las últimas palabras del fallecido, un padre incapaz de manifestar sus emociones y que está al borde del agotamiento físico, un hermano con complejo de inferioridad y abandonado a las drogas… Unos individuos que no han digerido la muerte del mejor de la familia, que evitan hablar del ausente… que reaccionarán de distinta manera cuando la joven Rose se presente en su casa diciendo que está embarazada de Bennet y que quiere tener el niño.

Con este dramón familiar se presenta «El mejor», película escrita y dirigida por Shana Feste, propuesta ideal para llorar a gusto con el romanticismo adolescente o sufrir con el dolor instalado en el seno familiar. Sin reparo ni novedad alguna, se nos presenta a dos madres que buscan respuestas para consolar su afligido corazón o poder decir al hijo quién era su padre. Dos actitudes de madres que sienten la vida y la muerte, pero dispares porque una se ha encerrado en el dolor mientras que otra ve en el bebé el amor por el difunto. Un corazón absorbente que desplazó al marido por el mejor de los hijos y ahora sufre las consecuencias, otro que no ha aprendido a manifestar sus sentimientos y que se conforma con los análisis numéricos, y otro más que da tumbos entre el desencanto juvenil y la droga. Menos mal que el amado hijo y hermano sigue de alguna manera presente en su interior y también en el amor que ha dejado en una joven de bondad cuasi-angelical que vendrá a sacarles del sopor y aturdimiento en que el que viven.

Previsible y complaciente en su temática y desarrollo (en la línea de «En la habitación» o «La habitación del hijo»), con subtramas prescindibles y flashbacks que salpican el duro presente en busca de un romanticismo adolescente y prefabricado, la película cae en excesos melodramáticos para terminar concediéndole al espectador un asidero emocional. El dibujo de los personajes discurre dentro de los cauces típicos del género intimista, con un Pierce Brosnan a quien su personaje le obliga a forzar una interpretación que debe contener las emociones, pero que cae en lo patético —aparte del flaco favor que le hace el doblaje—, una Susan Sarandon en su papel de madre histérica y celosa, y una Carey Mulligan que aporta la frescura y dulzura de la nueva «generación Juno», abierta a la vida y a un sentimiento a flor de piel que resta cualquier dramatismo a las situaciones más adversas. Una trágica y conmovedora historia de amor para los que busquen la lágrima fácil y necesiten sentirse bien al salir del cine, para quienes no cuestionen lo inverosímil y tópico de la situación ofrecida.

Calificación: 6/10

En las imágenes: Fotogramas de «El mejor» – Copyright © 2009 Silverwood Films, Barbarian Films, Irish DreamTime, Tax Credit Finance y Oceana Media Finance. Distribuida en España por DeAPlaneta. Todos los derechos reservados.

Continue Reading
Publicidad

Subir