Síguenos

«El último cazador de brujas»: Hable con él

Críticas

«El último cazador de brujas»: Hable con él

Serie B de presupuesto hiperhinchado con la que Vin Diesel subraya nuevamente su amor por los productos abiertamente franquiciables. Pues en este caso la jugada le ha salido bastante, bastante mal.

Kaulder (Vin Diesel) tiene 800 primaveras a sus espaldas. Y todo ese tiempo, concedido por una maldición, lo ha dedicado a combatir el Mal. El trabajo nunca termina, claro… Es curioso que Vin Diesel, un actor que no se prodiga demasiado para lo que podría ser, tenga este tremendo amor a las franquicias cinematográficas, un formato genial para pagar el ritmo de vida de una estrella de Hollywood si la cosa funciona, como demuestra cada par de años Dominic Toretto, pero que no es sino un chorreo absurdo de dinero si la película que ha de arrancar la saga es tan pobre como «El último cazador de brujas», serie B castañera y soporífera que por lo visto ha costado la friolera de noventa millones de dólares. Mal. Kaulder, al saco de Riddick o Xander Cage

El último cazador de brujas

«Tu historia no tiene final». Siempre sorprende ver un montón de manos firmando productos tan flojos. En esta ocasión, seis: las de Cory Goodman, Matt Sazama y Burk Sharpless, un tridente que no hace sino regodearse en un festín de lugares comunes del género en una aventura además irritante por anticiparse a sí misma y desvelar sus no-incógnitas constantemente, no dejando nada a la imaginación ni al juicio del espectador. Visualmente la película de Breck Eisner no funciona muy allá, con un aspecto entre lo correcto y lo cutre que no hace sino potenciar el aburrimiento de un cuerpo central insosteniblemente espeso, atestado de parloteos interminables que explican todo lo que pasa -ni siquiera podemos considerar a este mojón un placer culpable- anticipado por un prólogo majete y un epílogo a olvidar.

El último cazador de brujas

Si el guion no vale nada y el apartado técnico psché, sólo nos queda aferrarnos al carisma del elenco humano. Y poco hay que reseñar: Vin Diesel propone un personaje anímicante bipolar, aturdido por una abismal tristeza/seriedad en algunas ocasiones, espoleado por un magnetismo torettil en otras, escasamente atractivo en general. Rose Leslie está más que pasada de rosca y bastante mal dirigida, mientras que Michael Caine borda su papel de comatoso durante casi toda su participación y Elijah Wood aprovecha para sacar algo de pasta que invertir en alguna chifladura de esas que le gusta protagonizar y producir de vez en cuando. Bien por él. «El último cazador de brujas» ni siquiera decepciona, porque nunca ha tenido buena pinta. Lo que pasa es que constatar malos augurios siempre pica. Argh.

Calificación: 2/10

“El último cazador de brujas” (The last witch hunter), película distribuida en España por eOne Films Spain © 2015 Aperture Entertainment y Summit Entertainment. Todos los derechos reservados.

Continue Reading
Subir