Síguenos

“En la niebla”: Una conciencia que se nubla

Críticas

“En la niebla”: Una conciencia que se nubla

“En la niebla” es una película de largos planos secuencia y pudoroso uso del fuera de campo, con un espíritu contemplativo y reflexivo que la hace solo apta para el espectador cinéfilo y preocupado por la condición humana.

Bielorrusia ha sido invadida por las tropas alemanas, y pronto se han formado grupos de resistencia entre los lugareños. Los sabotajes y las traiciones se suceden, y las represalias y ejecuciones también. En una de esos juicios sumarísimos, tres hombres son ahorcados y otro más, Sushenya, es dejado en libertad después de no haber conseguido forzarle para que colaborase. De vuelta a su poblado, serán sus propios paisanos quienes vayan a buscarle porque sospechan que les ha traicionado, y que no merece seguir viviendo. Se inicia entonces una larga marcha hacia ninguna parte en un bosque circular e infinito, huyendo de dos enemigos armados y atrapado por su conciencia. “En la niebla” (ver tráiler) es la historia de cómo la guerra nubla al individuo hasta hacerle perder el sentido de lo que es justo y verdadero, y la crónica de una muerte en vida de alguien a quien los suyos habían dejado de creer.

Sergei Loznitsa construye una obra estética y moral de primer orden, como solo un cineasta de cultura rusa puede hacerlo. Reflexiones sobre un conflicto que cambia a la persona hasta hacerla irreconocible, perplejidad al comprobar cómo el conflicto parece dar carta blanca para cualquier tipo de respuesta, inquietud hacia una vida de principios que se derrumba al perder el honor, y pesar ante una soledad que lo ha invadido todo. Todo eso llena esta película hasta vaciarla de esperanza y dejar al protagonista indefenso y arrojado a un destino fatal. Sushenya no sabe por qué fue liberado y duda que sirviese de algo, porque su vida es un sinsentido desde que su mujer y sus amigos le han abandonado. Ante sus ojos, todo aparece confuso y sufre un dilema de conciencia de difícil resolución, porque él no ha hecho nada que se pueda recriminar, porque él ya no reconoce un mundo que ha sido transformado por la violencia.

Largos planos secuencia con los que la cámara acompaña a los personajes, planos que miran su cogote pero apenas el rostro como si quisieran escudriñar lo que bulle en esa cabeza, un inteligente y pudoroso uso del fuera de campo que evita las primeras y últimas muertes, una fotografía que desatura y apaga la imagen además de restarle profundidad de campo —como queriendo aplastar en su asfixiante entorno—, un ritmo lento y moroso —alguno diría que plúmbeo y tedioso— que evidencia que al director le interesa más la reflexión moral que los acontecimientos bélicos, y una austera puesta en escena que prescinde incluso de música. Con esas herramientas, el director se acerca a la ética desde la estética, con una película que llega al interior del personaje y reclama en el espectador un espíritu contemplativo y reflexivo, pues su trama es mínima y su factura sin concesiones.

Sin respetar la narrativa lineal, recurre a un largo flashback que deja ver el sabotaje del pasado. No hay claridad y sí desconcierto para el espectador, que asiste a idas y venidas sin saber muy bien adónde llegará. Pero no parece importarle al director, más preocupado de mostrar una víctima sin honor ni esperanza, entre la niebla y el fuego, en la soledad y la muerte. Basta con ver el tormento de una conciencia confundida y el sabotaje que una guerra provoca en el interior del individuo. No es apta para todo el público, pero sí para el espectador cinéfilo y preocupado por la condición humana.

Calificación: 7/10

En las imágenes: Fotogramas de la película “En la niebla” – Copyright © 2012 Belarusfilm, GP Cinema, Company, Lemming Film, Ma.ja.de. Fiction y Rija Films. Distribuida en España por Vértigo Films. Todos los derechos reservados.

Continue Reading
Publicidad

Destacados

Guía de películas

A B C D E F G H I J K L M N O P Q R S T U V W X Y Z 1

Buscador de cine

Subir