“Enemigos públicos”: Mitos de la Gran Depresión

Escrito por el 18.08.09 a las 20:09

Otra excelente muestra del cine de Michael Mann, en la que coinciden una renovación estética de la planificación clásica del género y los temas habituales de su filmografía. Un acercamiento brillante a la mitología de la Gran Depresión.

“Enemigos públicos” es, probablemente, la obra que más potencial ha atesorado en la filmografía de Michael Mann. Las razones son bien palmarias: por un lado, la plena integración de los temas que han recorrido su cine (la estrecha cercanía entre los dos lados de la ley, la soledad del individuo enfatizada por el contexto inclemente y, muy a menudo, urbano) y la plena asunción de un estado de ánimo que también es rasgo ineludible de ese cine (frío, casi aséptico e involuntariamente épico); por el otro, la oportunidad de establecer pautas para un cine de gangsters (género eminentemente clásico) para la post-modernidad (si es que no la hemos superado ya) y desde la avanzadilla técnica, una vez más (ayer fue la Viper la que otorgaba particular textura a “Collateral”, hoy la HDC-F23 y la XDCAM-EX1 sirven a la alternancia de cámara en mano y primeros planos de objetivos largos).

Ampliar imagen

Así pues, la última película de Mann es una excelente noticia, una que le confirma como uno de los verdaderos renovadores del audiovisual que nunca ha dejado de gozar, por otra parte, de una personalísima impronta. Pocos autores deben tanto el prestigio de su cine a una quimérica comunión de la estética y el fondo, a un perfecto entendimiento de en qué modo la gestión de la imagen, en general, y los espacios, en particular, tiene que ver con la evolución de sus protagonistas, con sus laberintos morales que el director ni quiere ni tiene por qué resolver. En “Enemigos públicos”, todas estas premisas se ajustan como un guante en el acercamiento a los tiempos y lugares de la Gran Depresión, momento que presenta analogías evidentes con la actual coyuntura económica, y en el que la guerra sucia al crimen organizado convivía con cierta animadversión hacia las entidades bancarias, terreno pues fértil para la iconización de mitos de gabardina y metralleta. Momento, también, determinante en la forja de la sociedad norteamericana y la fascinación por sus villanos (Andrew Dominik ya apuntaba a este respecto en la excelente “El asesinato de Jesse James por el cobarde Robert Ford”).

Ampliar imagen

Por tanto, “Enemigos públicos” ofrece exploraciones varias en torno a las mitificaciones dadas en un contexto tan estimulante. Como era de intuir, este es a su vez campo de batalla para otro cara a cara en el cine de Mann entre un representante de la ley (aquí Melvin Purvis, un Christian Bale con la acostumbrada contención y algo más que decir que en sus recientes incursiones como Bruce Wayne y John Connor) y su antagonista (el carismático atracador de bancos John Dillinger, perfectamente incorporado por Johnny Depp). El enfrentamiento tiene inevitables ecos del que en su día protagonizaran Al Pacino y Robert De Niro en “Heat” (o, remontándonos al germen de la misma, el que mantuvieran Scott Plank y Alex McArthur en la TV-Movie “L.A. Takedown”), con los correspondientes apuntes dramáticos en el plano personal o moral de ambos contendientes (los primeros pertenecen más a Dillinger, los segundos a Purvis) y una única secuencia de tangencia entre sendos personajes, pero sin la profundidad ni la proximidad alcanzadas en aquella. Sí hay, sin embargo, un puñado de estupendas secuencias destinadas a poner de relieve la fascinación de Dillinger por la mitificación de su figura (a la escena en la comisaría me remito) o a estimular un debate acerca de los límites de la heroicidad (el final de Dillinger sería la mejor muestra) a través de la campaña iniciada por J. Edgar Hoover (Billy Cudrup) desde una Oficina de Investigación Federal todavía errática en sus primeros pasos.

Ampliar imagen

Todos ellos, puntos habituales en el cine de Michael Mann, vienen a confluir con la revisión estética de la planificación clásica del género. El cineasta propone cámara en mano, arriesgados primerísimos primeros planos y sorprendentes contrapicados, recursos particularmente incidentes en los pasajes de tiroteos (véase el correspondiente a la casa en medio del bosque) y conjugados con las habituales tonalidades frías. Desde la impecabilidad técnica, Mann consigue para el género una imagen más agreste, más próxima a un espectador que ha pasado por todas las imaginables revoluciones del lenguaje cinematográfico. Quizá tal voluntad tenga su mejor reflejo en aquel pasaje en que Dillinger acude a un cine para ver “El enemigo público número uno”, en la que Clark Gable viene a ser su equivalente en la pantalla: la escena, no por casualidad, tiene un aura de sentida despedida, de profundo amor por aquel cine que veía la inminente llegada del código Hays y se apresuraba a labrar iconos propios que llevaban por nombre Paul Muni, James Cagney o Edward G. Robinson.

Clasificación: 8/10

En las imágenes: Fotogramas de “Enemigos públicos” © 2009 Universal Pictures, Relativity Media, Forward Pass, Misher Films, Tribeca Productions y Appian Way. Fotos por Peter Mountain. Distribuida en España por Universal Pictures Spain. Todos los derechos reservados.



Escribe tu comentario

AVISO: Su publicación no es inmediata, los comentarios están sujetos a moderación. La opinión de cada comentarista es personal y no representa la de LaButaca.net.

(obligatorio)

(obligatorio; no se mostrará)



2 - ricardinho - 8:13 - 07.07.11

No era lo que esperaba. Demasiado simplona.



1 - M - 17:34 - 21.08.09

Muy buena. Michael Mann ha arriesgado y sale victorioso. Grabado de una forma que todo parece muy real, y eso se agradece… Y los actores están todos sublimes. Johnny Depp se sale, y también me ha gustado mucho Bale. La escena en el bosque es impresionante. Enhorabuena Maestro Mann.



1

 
Novedades Secciones Enlaces Facebook     Twitter     Instagram                   
Destacado:  Una semana de auténticos gigantes: Polanski, Gilliam, Kubrick y Camarón

© LABUTACA.NET - C/ Orba, 12, 8 - 46910 Benetússer, Valencia, España - E-mail: redaccion@labutaca.net
Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Prohibida la reproducción de los contenidos de este sitio sin consentimiento expreso de sus propietarios. Todos los derechos reservados.