Síguenos

“Eternamente comprometidos”: El siguiente paso

Críticas

“Eternamente comprometidos”: El siguiente paso

“Eternamente comprometidos” es una de las mejores comedias románticas recientes, una de esas películas que esconden más de lo que parece a primera vista, con una innegable química entre Jason Segel y Emily Blunt.

Como toda tendencia o movimiento que pueda tildarse de mínimamente coherente, la vida de lo que ha venido a etiquetarse como Nueva Comedia Americana ha dependido de una serie de variantes que han permitido expandir su universo en torno a la inmadurez, la incorrección y las renegociaciones con la tradición. En el caso de ese cuerpo de películas apadrinadas bajo el nombre de Judd Apatow, la primera película de Nicholas Stoller se había convertido en una aportación decisiva en ese sentido: “Paso de ti” (2008) abogaba por desmitificar sin muchas miras el duelo del novio abandonado y añadía a la comedia romántica honestas dosis de aprendizaje emocional, las mismas que el género se había acostumbrado a omitir mientras vivía de lugares comunes y estereotipos de manual.

Cuatro años después, “Eternamente comprometidos” (ver tráiler y escenas) ha trascendido aquella educación sentimental y la ha llevado al siguiente paso. Sus protagonistas Tom (Jason Segel) y Violet (Emily Blunt) han pasado por varias parejas y se han conocido, enamorado y se proponen dar el sí quiero en el altar. Pero se interponen varios obstáculos que posponen la boda, a saber unas nupcias y embarazo inesperados en la familia, los éxitos académicos de ella y hasta algún que otro funeral. El tiempo se estira y sobre la pareja recae una presión que antes no estaba allí, una espera hacia la confirmación definitiva de un amor que creían inquebrantable. Es en ese espacio de cinco años en el que Stoller, que comparte guion y letra con Segel, sigue desarrollando un discurso que quizá encuentre culminación en la venidera “This is 40” (Apatow, 2012), pero que de momento ya ha asumido etapas anteriores con naturalidad, desde la ruptura traumática y reinvención personal en la mencionada “Paso de ti” a la madurez forzosa de “Lío embarazoso” (Apatow, 2007), aquí trasladada a un segundo plano en los personajes de Alison Brie y Alex Pratt. Siguiendo esa evolución, aquí el director consigue una de las mejores comedias románticas recientes, una de esas películas que esconden más de lo que parece a primera vista, una desvergonzada joyita que se adentra las vicisitudes del microcosmos de la pareja con ánimo gamberro pero sosegado, y que trata con igual delicadeza sus momentos dulces y sus crisis. Todo, para consolidar en esa espera prolongada una certeza que hacia el final cae por su propio peso: la boda es una mera formalidad que acaba por celebrarse de manera espontánea, irreal en una memorable escena final que se deja llevar en volandas por el frenesí optimista del musical hasta una entrañable —y desconcertante— interpretación del Cucurrucucú paloma.

En ese compromiso accidentado algunos acusarán, como en tantas otras comedias de la factoría Apatow, un exceso de metraje que parece no corresponderse al género. Sin embargo, más allá de algún secundario demasiado subrayado o algún chiste peor encajado, las algo más de dos horas de duración de “Eternamente comprometidos” no presentan grandes irregularidades o escenas hinchadas, sino pulso firme y humor inspirado de la mano de un Jason Segel y una Emily Blunt que demuestran gran química. Dos horas en las que la carcajada esconde un filo siempre amargo, en las que la broma parte a menudo de la frustración y del derribo del tópico —la negación de la pareja perfecta, 100% compatible—, antes de que la felicidad definitiva venga a imponerse no como azaroso regalo del destino, sino como lógica consecuencia de una superación en común de la adversidad.

Calificación: 8/10


Imágenes de “Eternamente comprometidos”, película distribuida en España por Universal Pictures International Spain © 2012 Universal Pictures, Relativity Media, Apatow Productions y Stoller Global Solutions. Todos los derechos reservados.

Continue Reading
Publicidad

Estrenos de cine

Subir