Síguenos

“Frozen river (Río helado)”: Madres unidas por la desgracia

Críticas

“Frozen river (Río helado)”: Madres unidas por la desgracia

Realismo contenido y sin excesos dramáticos para una sobria puesta en escena donde abundan las metáforas y donde los inhóspitos paisajes nevados se convierten en un personaje más. Melissa Leo desempeña un gran papel.

Frío, pobreza y soledad encontramos en esta película de cine independiente americano, que llega avalada con multitud de premios y con la nominación al Oscar® a la Mejor Actriz Protagonista. No le faltan méritos para esos galardones porque Courtney Hunt logra en “Frozen river (Río helado)” una lógica y equilibrada integración de todos los elementos para conseguir una buena película: un guión interesante de ritmo preciso, unas interpretaciones contenidas en su dramatismo, y una música y fotografía que crean unos ambientes ásperos y gélidos donde la lucha por la supervivencia se da a ambos lados del río. Asistimos, por otra parte, a la fuerza de la maternidad, capaz de sobreponerse a un marido abandonado al juego que deja a Ray y a sus dos hijos en la penuria y en los días de Navidad, o que lleva a Lila a resistir al “robo” de su hija recién nacida con la esperanza de recuperar el beneplácito de la reserva india en que vive. Son dos madres hundidas en la amargura y en el hielo de una sociedad desnortada y racista, que se ven empujadas al contrabando y tráfico de inmigrantes ilegales en la frontera para recomenzar su atribulada vida.

Luces frías y ambientes en penumbra para un territorio fronterizo donde blancos e indios mohawk reciben un trato distinto de la autoridad, donde la necesidad obliga a traspasar la frontera del país y de las propias ideas, y así tender la mano a esa otra madre, distinta en el color de la piel pero igual en el impulso interior que lleva al sacrificio continuo. En el tratamiento de Ray y de Lila no hay asomo de sentimentalismo, de moralismo ni de artificiosidad, sino que sus personajes y las interpretaciones de Melissa Leo y Misty Upham rebosan fuerza y audacia, amargura y humanidad con enorme verosimilitud. Tienen un pasado doloroso que el guión apunta y no desarrolla, pero que ha dejado una herida sangrante, un poso de tristeza y escepticismo ante la vida. Los abundantes primeros planos acercan esos rostros desgarrados al espectador y le llevan a “disculpar” esos delitos legales porque su corazón es honrado y bueno, porque sólo quieren una casa para sus hijos o simplemente estar al lado de ellos. Y en ese sutil sentimiento, se crea una empatía en la sala.

Realismo contenido y sin excesos dramáticos para una narrativa sencilla y austera, aunque no faltan momentos de tensión y violencia como ese en que madre e hijo discuten acaloradamente en torno al padre ausente –subtrama muy interesante, al igual que la del otro padre desconocido–. Y también una luz de esperanza para dos mujeres de fuerte personalidad que evolucionan magníficamente en su relación. Melissa Leo realiza un gran papel en todos sus registros –como esposa herida y madre fuerte, como trabajadora incansable y hasta como ciudadana orgullosa–, y por eso no choca ese inspirado giro final, cargado de hondura y perfectamente coherente con su amor de madre… porque lo único que hace es trasladar sus sentimientos a los de su nueva amiga. Más esquemáticos resultan los retratos de la red de tráfico de inmigrantes y la actuación policial, mientras que hubiéramos deseado abundar en la figura de T.J. porque es interesante, si bien Hunt ha preferido centrarse en esas madres unidas por la desgracia, recorriendo difíciles y resbaladizos caminos por la desaparición del padre.

Sobriedad de una puesta en escena donde abundan las metáforas y donde los inhóspitos paisajes nevados se convierten en un personaje más, reflejo de unas almas abandonadas en un mundo de grietas y fracturas, donde a veces resulta difícil descubrir lo humano de quien está a este lado de un río helado, o al otro, porque la fría legalidad se impone y oscurece la solidaridad. Gustará a los amantes del cine indie y a quienes deseen ver una historia humana con dos estupendas interpretaciones. Un ejemplo más de cómo se puede hacer una gran película con un mínimo presupuesto.

Calificación: 8/10

En las imágenes: Fotogramas de “Frozen river (Río helado)” – Copyright © 2008 Harwood Hunt Productions, Cohen Media Group y OffHollywood Pictures. Fotos por Jory Sutton. Distribuida en España por Sagrera. Todos los derechos reservados.

Continue Reading
Publicidad

Guía de películas

Subir