Síguenos

«Furia de titanes»: Age of Mythology

Críticas

«Furia de titanes»: Age of Mythology

FichaCartelFotosSinopsisCómo se hizoTráilerClips
PreviaCríticasNoticiasComentarios

Un Perseo guerrillero y ofuscado en sus ansias de venganza preside una película de espectacular regusto y modestia ochentera, aplicada como entretenimiento masivo pero que despunta como pastel kitsch e imposible exploitation clásica.

La familia de Perseo (Sam Worthington) resulta daño colateral en la lucha entre los dioses y los habitantes de Argos. El muchacho jura venganza contra los inmortales, sin aceptar que, en realidad, es hijo de Zeus (Liam Neeson), el más poderoso de todos ellos. “Furia de titanes” llega casi treinta años después del crepuscular estreno de la película original, una versión que, con Louis Leterrier a los mandos y en contra de la tendencia actual de reactualizar clásicos pensados para las nuevas generaciones, emerge como divertidísima e imposible exploitation de melancolía post Golan-Globus, una propuesta que parece más bien destinada a quienes disfrutaron de niños con toda la filmografía bárbara y mitológica de los años 70 y 80.

Y es que todo destila un regusto añejo, en parte voluntario y en parte respuesta a un presupuesto no demasiado elevado ─sobre los 70 millones de dólares─ para el espectáculo que se le supone a una propuesta de estas características. El guión de Phil Hay, Travis Beacham y Matt Manfredi integra y recarga prácticamente cada elemento de su referente, en un guiño constante y extravagantemente kitsch al clásico de Desmond Davis; así, Zeus y compañía, Dioses del Metal pertrechados ahora con armaduras blancas y dotados de frondosas melenas ─Danny Huston es sencillamente increíble─, dominan a su antojo un mundo en el que los efectos especiales se curan en su modestia, resultando ni demasiado cutres, ni demasiado ostentosos, superados por lo que proponen más que por lo que muestran. Y convive el uso de la CGI con el cartón piedra y abundante trabajo protésico, extravagante en su profusión en personajes como el de Calibos (Jason Flemyng) y artesanalmente delicioso.

En el centro de la batalla entre antropocentristas y politeístas, el estratosférico Worthington dibuja un Perseo que pretende hilar redes sin blandir espadas, aunque es capaz de cabalgar sobre escorpiones gigantes o cruzar a nado la laguna Estigia; una virilidad juvenil, alocada y salvaje, que convierte su viaje vengador en una estupenda muestra de cine de aventuras pensado para devorar palomitas, en el que la acción abunda y fluye veloz al margen de composturas mayores. Sin más pretensiones, esfuerzos ni excesos ─la hinchazón 3D es absolutamente innecesaria─, queda esta nueva “Furia de titanes” como un ejercicio ligero, extraordinariamente medido y orquestado para recordarnos que aún se puede recuperar, aunque sea sólo en cierta forma desde los paramétros de la industria actual, el aroma de las producciones que a tantos sirven de inspiración y referencia.

Calificación:
7/10

En las imágenes: Fotogramas de “Furia de titanes” © 2010 Warner Bros. Pictures, Legendary Pictures, Thunder Road Film y Zanuck Company. Fotos por Jay Maidment. Distribuida en España por Warner Bros. Pictures International España. Todos los derechos reservados.

Continue Reading
Publicidad

Novedades destacadas

Subir