Síguenos

«G.I. Joe»: ¡A vender muñecos!

Críticas

«G.I. Joe»: ¡A vender muñecos!

Aunque no resulta aburrida, posee una trama pueril, una convencional puesta en escena y unos efectos especiales de una discreta calidad. Lo mejor, los vibrantes pasajes de acción que se desarrollan en la ciudad de París.

Stephen Sommers no sólo se ocupó en su momento de dirigir «The mummy (La momia)», «El regreso de la momia» y «Van Helsing», sino que también se le ocurrió la «feliz» idea de escribir él solito sus guiones. No es de extrañar que me llamara la atención e incluso me esperanzara que no fuera el firmante del libreto de «G.I. Joe», encargándose de dicha tarea Stuart Beattie, David Elliot y Paul Lovett. Sin embargo, no parece que el cambio haya servido de mucho y el citado realizador de nuevo nos presenta una película con una historia de lo más sencillita y pueril en la que, eso sí, al menos pretende mantener entretenido al espectador durante todo su metraje. ¿Lo consigue? Se puede decir que sí, sobre todo en determinados pasajes del filme, pero también es verdad que, cuando éste concluye, uno no siente la imperiosa necesidad de echarle un vistazo a su presumible secuela.

gi-joe-joaquin-1.jpg

Resumir el argumento de «G.I. Joe» resulta una tarea innecesaria, puesto que lo relevante de su contenido son los diversos enfrentamientos que observamos entre unas fuerzas especiales formadas por soldados de todo el planeta y una poderosa organización criminal llamada Cobra. En medio, algunos fragmentos intimistas pretenden otorgarle cierta hondura al relato, algo que en ningún momento se consigue (eso sí, estos minutos son breves y se desarrollan con una agilidad que incluso es de agradecer). Con una puesta en escena impersonal y hasta carente de garra tanto en su introducción como en su tramo final, la película al menos contiene una espectacular y larga secuencia que discurre en las calles de París, instantes en los que se mezclan vibrantes persecuciones con múltiples escenas de destrucción. La calidad de los efectos especiales resalta en este pasaje de la cinta, contrastando con la medianía de los del resto de la narración.

gi-joe-joaquin-2.jpg

Ante este panorama, uno enseguida se percata de que el principal objetivo de los artífices de la película no era otro que el de relanzar una línea de juguetes que vivió tiempos mejores hace unos cuantos lustros, algo parecido a lo que sucedió con «Transformers», un experimento que les salió muy bien tanto a Paramount Pictures como a Hasbro y al que ahora se ha apuntado Universal Pictures. Porque, seamos francos, los intérpretes no es que se esmeren demasiado en sus actuaciones, algo que tampoco es de extrañar si tenemos en cuenta los escasos y manidos diálogos que tienen que recitar. Al respecto, señalaría el buen hacer de Byung Hun Lee y lo contrapondría al flojo trabajo de un Christopher Eccleston falto de carisma o a la cuestionable comicidad de Marlon Wayans. Por otro lado, sorprende el papel de Joseph Gordon-Levitt, quien hasta ahora no había participado en una gran producción de Hollywood.

Calificación: 5/10

  • Más información sobre “G.I. Joe”
  • Fotos de “G.I. Joe” (17)
  • Photocall de la premiere en Londres (17)
  • Crítica (6/10): The Sommers Show, por J, Arce
  • Crítica (6/10): Juguete temerario, por J. Revert
  • Reportaje: Las jóvenes promesas de “G.I. Joe”, por J. Revert
  • Notas sobre cómo se hizo “G.I. Joe”
  • Noticias relacionadas con la película y su equipo
  • Videocartelera de la semana de su estreno
  • En las imágenes: Fotogramas de “G.I. Joe” © 2009 Paramount Pictures, Spyglass Entertainment, Hasbro y Di Bonaventura Pictures. Fotos por Frank Masi. Distribuida en España por Paramount Pictures Spain. Todos los derechos reservados.

    Continue Reading
    Publicidad

    Subir