Síguenos

«Gomorra»: Contenidos interesantes, formas inadecuadas

Críticas

«Gomorra»: Contenidos interesantes, formas inadecuadas

El cine italiano ha vivido tiempos mejores y, de hecho, prácticamente se puede afirmar que en su día fue uno de los pocos en conseguir plantarle cara al hollywoodiense. Sin embargo, en la actualidad la industria cinematográfica de dicho país no se encuentra a la cabeza de Europa, tanto en lo que se refiere a la producción como a la exhibición de películas. De hecho, buena parte de los grandes largometrajes que llegan a nuestra cartelera obtienen en la taquilla unas cifras superiores a las ítalas, de tal modo que el mercado hispano se ha convertido en un plato más apetecible para las majors estadounidenses. No obstante, conviene reconocer que la nación con forma de bota puede presumir de haber estrenado a lo largo de los últimos años una serie de filmes que han ingresado una importante suma de dinero pero que la crítica no ha recibido con excesivo entusiasmo por su carácter liviano.

ampliar foto

«Gomorra» no pertenece a este grupo; al contrario, más bien parece querer recuperar el espíritu de esas películas de contenido social de los años 40 que tantas obras maestras brindó al mundo en un breve espacio de tiempo (otra cosa es que lo consiga, algo que, en mi humilde opinión, no lo hace). Premiada en Cannes y favorita en los Premios del Cine Europeo, la cinta pretende ser un retrato de cómo «trabaja» la mafia en determinados lugares de dicho país, centrándose en las personas que se encuentran en la escala más baja de dichas organizaciones: jóvenes que quieren involucrarse en sus actividades, peleas entre bandas, manejo de residuos tóxicos o sastres que quieren medrar con mano de obra barata son algunos de los ejemplos que nos encontraremos en el filme. Aquí no hay, en definitiva, glamourosos Corleones.

gomorra-joaquin.gifEs una lástima que, partiendo de una denuncia que se hace casi imprescindible, el realizador Matteo Garrone haya optado por emplear un estilo que se olvida en demasiadas ocasiones de lo que es el lenguaje cinematográfico. Me parece estupendo que de esta manera pretenda captar de forma natural y sin adornos unos hechos que hablan por sí mismos, pero al final lo único que logra es crear una obra tan gélida que incluso se torna distante. Es más, añadiría que, por muy paradójico que suene, da la impresión de que utiliza unas artificiosas maneras documentales para subrayar, quizás con demasiada insistencia, una realidad (ahí está el hecho de que a veces la cámara esté a punto de tropezarse con los protagonistas de la narración, puesto que los enfoca muy de cerca y en habitáculos reducidos).

ampliar foto

Lo peor de todo es que no existe sensación de unidad en la narración, topándonos con un batiburrillo de historias que se presentan de forma desordenada y caótica. A todo ello hay que sumar la morosidad del relato, algo que no ayuda a mantener la atención del público (¿de verdad es necesario mostrarnos cómo una persona camina desde un determinado sitio hasta otro cuando la introspección de ese pasaje ya queda clara con sólo observar el rostro del actor en cuestión?). Insisto, a pesar de la valentía de sus planteamientos o de la buena combinación existente entre intérpretes profesionales y aquellos otros que no lo son, «Gomorra» se ahoga en unos defectos formales que, al menos bajo mi punto de vista, impiden que el espectador se sumerja en el relato.

Calificación: 5/10

  • Más críticas de Joaquín R. Fernández
  • Más información sobre «Gomorra»
  • Tráiler español de «Gomorra»
  • Fotos de «Gomorra» (12)
  • Noticias relacionadas
  • En las imágenes: Fotogramas de «Gomorra» – Copyright © 2008 Fandango y Rai Cinema. Distribuida en España por Alta Classics. Todos los derechos reservados.

    Continue Reading
    Publicidad

    Novedades destacadas

    Guía de películas

    A B C D E F G H I J K L M N O P Q R S T U V W X Y Z 1
    Subir