“Gran Torino”: Gran Clint

Escrito por el 10.03.09 a las 20:57

Con la pericia con la que Clint Eastwood consigue llevar a su terreno historias concebidas por otros, “Gran Torino” tiene visibles ecos de obras anteriores y es de las que dejan huella, y muy honda, en la memoria cinéfila.

A veces los resultados artísticos siguen caminos insondables. Pareciera que “El intercambio” iba a ser la “gran” película de Clint Eastwood el año pasado, la más ambiciosa, la que marcara una muesca más en una filmografía que alterna obras rayanas en la maestría con otras más pequeñas y humildes. “Gran Torino”, por el contrario, sería un divertimento, una pequeña cinta rodada simplemente porque un retraso en la dirección de su nuevo proyecto le había abierto un hueco suficiente como para sacarla adelante en apenas treinta días. Y, lo que son las cosas, aun siendo un título con interés, la película protagonizada por Angelina Jolie se queda lejos de la honda perfección, la sentida humanidad y el regalo cinematográfico que nos depara la pequeña (en su presupuesto o dimensiones, nunca en su resultado final). Porque “Gran Torino” es de las que dejan huella, y muy honda, en la memoria cinéfila.

Ampliar imagen

Lo que más cuesta creer es que Nick Schenk escribiera su guión sin tener en mente a Clint Eastwood. Y no sólo porque parece imposible imaginarse a otro actor que no sea él bajo la piel de Walt Kowalski, sino también porque su personaje encaja como un guante en una filmografía de la que sería el último paso en la evolución del tipo duro que tan bien ha sabido encarnar (en demasiadas ocasiones, de manera injustamente criticada) a lo largo de más de cuatro décadas el protagonista de “Harry el Sucio”. Todos conocemos la pericia con la que Eastwood consigue llevar a su terreno historias concebidas por otros, hasta el punto de que su filmografía es una de las más coherentes que nos podamos encontrar entre los directores actuales. Pero es que en este caso, “Gran Torino” tiene visibles ecos de obras anteriores dirigidas o protagonizadas por él, incluso una gloriosa “Million dollar baby” con la que la cinta que nos ocupa tiene muchos puntos en común.

Ampliar imagen

Y lo consigue, una vez más, atreviéndose incluso contra los tópicos de lo políticamente correcto, encarnando a un racista malhablado y gruñón, como si volviéramos a visitar al inolvidable sargento de hierro un par de décadas después. E incluso, permitiendo que nos riamos sin sentir culpabilidad con sus burradas xenófobas, homófobas (y añadamos casi cualquier palabra terminada en “foba” que se nos ocurra) que masculla entre escupitajos, latas de cerveza trasegadas a la velocidad del suspiro y miradas perdonavidas. Y se lo consentimos, e incluso disfrutamos con ello porque, de esa manera prodigiosa sólo al alcance de los mejores, la cámara logra atravesar ese caparazón de defensa respecto al mundo exterior para enseñarnos la profunda soledad y desamparo, la extrema humanidad de un personaje que, en el fondo, ansía el cariño y sentimiento de pertenencia a una comunidad tanto como cualquier bicho viviente.

Ampliar imagen

Todo lo cual desemboca en el segundo hallazgo de esta cinta modélica: conseguir que la transformación de Kowalski sea creíble, no el mero capricho de un guionista que busca un recurso fácil para resolver la papeleta de un libreto mediocre. Porque la extraordinaria química entre él y los hermanos Thao (Bee Vang) y Sue (Ahney Her) nos convence de que aquí no hay nada forzado, de que nos encontramos ante la lógica evolución de la relación entre unas personas con carencias que acaban encontrando en el otro lo que necesitan para seguir adelante… por más que la realidad, siempre tozuda, aceche para regalarnos uno de los finales más trágicos, pero a la vez más hermosos, que el bendito Clint nos haya ofrecido. Uno de esos que convierten a una película en una obra sin fisuras, perfecta. Y eso, como comprenderéis, es decir mucho. Muchísimo.

Calificación: 8/10

  • Más información sobre “Gran Torino”
  • Tráiler en español de “Gran Torino” 
  • Fotos de “Gran Torino” (20)
  • Notas sobre cómo se hizo
  • Crítica (6/10): Adiós, tipo duro, por J. Arce
  • Crítica (7/10): El mejor Eastwood de los últimos años, por J.R. Fernández
  • Crítica (8/10): Hablando de la vida y de la muerte, por J.R. Chico
  • Reportaje: Clint Eastwood y las evoluciones de sus personajes, por J. Revert
  • Reportaje: Clint Eastwood y el peso de la experiencia, por J. Revert
  • Diez razones por las que adoramos a Clint Eastwood, por M.A. Delgado
  • Noticias relacionadas con la película y el equipo
  • En las imágenes: Escenas de “Gran Torino” – Copyright © 2008 Warner Bros. Pictures, Village Roadshow Pictures, Double Nickel Entertainment y Malpaso. Fotos por Michael Rivetti. Distribuida en España por Warner Bros. Pictures International España. Todos los derechos reservados.



    Escribe tu comentario

    AVISO: Su publicación no es inmediata, los comentarios están sujetos a moderación. La opinión de cada comentarista es personal y no representa la de LaButaca.net.

    (obligatorio)

    (obligatorio; no se mostrará)



    5 - Gran Gran Torino « MadQuark Blog - 21:04 - 17.05.09

    […] La Butaca.net […]



    4 - alberto - 10:33 - 15.03.09

    TOTALMENTE DE ACUERDO! …que nos dure muchos años porque salvo él y Woody Allen cuando quiere, muy poco nos ofrece la industria cinematográfica…

    Un saludo!



    3 - Miguel A. Delgado - 11:58 - 13.03.09

    Estoy totalmente de acuerdo con vosotros. Y si alguien merece unas buenas mayúsculas, ése es Clint.

    Un saludo!



    2 - Alejandro - 20:07 - 12.03.09

    Estoy deacuerdo en todo lo que dices. Eastwood vuelve con cine del bueno, con una película perfecta que es verdad que tiene ecos de anteriores películas y como bien dices, sobre todo de Milion Dollar Baby. La relación entre Walt y Tao comienza y se desarrolla de forma muy parecida a la de la boxeadora y el maestro, todo por la personalidad tosca, gruñona y distante del personaje que está claro que en realidad es una gran persona sola en esos momentos de su vida. En definitiva, gran película de un maestro, CLINT EASTWOOD.



    1 - ALMA - 23:01 - 10.03.09

    Precisamente lo que mas me ha gustado de la película es lo que comentas sobre el no sentirse culpable de las burradas xenófobas y otras que salen por la boca de Walt. Las admites, te ries de ellas e incluso las compartes (sobre todo al principio con el pesado del cura) porque sabes que tras ellas hay una persona que se encuentra sola por la falta de una mujer que le quería y por una familia que le tiene abandonado, porque comprendes lo que se esconde detrás de ese personaje mal hablado. Una buena persona.

    Saludos



    1

     
    Novedades Secciones Enlaces Facebook     Twitter     Instagram                   
    Destacado:  Una semana de auténticos gigantes: Polanski, Gilliam, Kubrick y Camarón

    © LABUTACA.NET - C/ Orba, 12, 8 - 46910 Benetússer, Valencia, España - E-mail: redaccion@labutaca.net
    Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Prohibida la reproducción de los contenidos de este sitio sin consentimiento expreso de sus propietarios. Todos los derechos reservados.