Síguenos

«Guerra Mundial Z»: Bravo

Críticas

«Guerra Mundial Z»: Bravo

Si calibramos la película por la relación calidad/costos de producción, es más que probable que estemos ante la peor propuesta del año. Un desastre total y absoluto, aunque consigue su objetivo de ser una película de zombies para toda la familia.

Una pandemia. Y un hombre excepcional, al que se conoce por el nombre de Gerry Lane (Brad Pitt). Una vez vista “Guerra Mundial Z” (ver tráiler y escena) podemos fabular con el germen del proyecto, imaginando a dos gerifaltes de un gran estudio compartiendo café, copa, puro y sobremesa: “Oye, mi sobrino dice que lo de los zombis y todo eso cada vez gusta más, está muy de moda”. “Hagamos una película, seguro que sale rentable. ¿Tú no conocías a Brad Pitt?”. “Ahora mismo le pego un telefonazo”. “Venga, va. Perfecto. Pago yo”. Y así pudo nacer esta propuesta veraniega que, calibrando la relación calidad/costos de producción, resulta ser de lo peor que hemos visto en lo que llevamos de 2013. Y es curioso que se titule igual que una novela de Max Brooks. Cómo son las cosas. Porque poco tienen que ver una y otra.

Brad Pitt en "Guerra Mundial Z"

«Aquí no hay sitio para gente no esencial». No tenemos ningún problema, ninguno en absoluto, con la formulación de un armatoste pensado para que todo el mundo pueda disfrutar de los muertos vivientes en pantalla grande, para compartir la antropofagia en familia. Pero el gran problema es que su obsesión por alcanzar un palco universal limpiando de violencia la pantalla zancadillea la parte técnica del asunto, resultando el conjunto una paupérrima oda al terror intuido, no hablemos ya del horror supuesto; todo queda fuera de plano, la edición es forzada y ridícula, el manejo de la cámara por el cada vez menos versátil Marc Forster es de juzgado de guardia, y la compartimentación episódica de la narración es tan ingenua, mecánica, pazguata y atrancada que resulta difícil de creer.

Mireille Enos y Brad Pitt en "Guerra Mundial Z"

Por no hablar de los cadáveres velocistas, absurdos en su artificio digital y más parecidos a una marabunta hormiguil que a una amenaza en toda regla. En fin. Ante tal festejo de despropósitos encadenados, la exaltación de Brad Pitt ─naturalmente carismático, como siempre y pese a todo─ como el Salvador de Todos es un remate perfecto al descalabro artístico ─que no comercial, ya se ha visto─ que es “Guerra Mundial Z”, presidida como está por la belleza inconmensurable, subrayada y matizada a contraluz del rubio de oro. El resto de actores, como si no estuvieran ─literalmente devorados por un montaje que se palpa evidentemente masacrado─, convertidos en discípulos de este nuevo Mesías postmoderno y viajero. Hollywood se asienta en un crepúsculo permanente. ¿El fin está cerca? Tic, tac, tic, tac…

Calificación: 2/10 

Imágenes de “Guerra Mundial Z”, película distribuida en España por Paramount Pictures Spain © 2013 Apparatus Productions, Paramount Pictures, Plan B Entertainment, Skydance Productions y UTV Motion Pictures. Todos los derechos reservados.

Continue Reading
Publicidad

Novedades destacadas

Subir