Síguenos

«Hanna»: Duelo de miradas en una modernidad hostil

Críticas

«Hanna»: Duelo de miradas en una modernidad hostil

Ficha película HannaSinopsis HannaCartel HannaImágenes Hanna
Tráiler HannaEscenas HannaNoticias HannaPrevia estreno HannaCríticas HannaComentarios Hanna

«Hanna» es una película con múltiples miradas y perspectivas, un thriller de acción sobre la identidad personal, con una voz crítica hacia una sociedad desorientada en su modelo de educación familiar. Buenos actores y una excelente Saoirse Ronan.

Entre la lucha por la supervivencia y el misterio de un pasado turbio se mueve «Hanna» (ver tráiler y escenas), una road movie con trama de acción trepidante. En este thriller, Joe Wright aprovecha toda la fuerza de su trío protagonista para establecer un duelo de miradas entre la inocencia de Hanna, el arrepentimiento de Erik y la falta de conciencia de Marissa. Entre ellos hay cuentas pendientes y secretos que alcanzan a la propia identidad y que les empujan hacia un encuentro personal a muerte. Es un desafío para el que Erik lleva muchos años entrenando a su hija en un bosque nórdico, sabedor de que un día vendrán a matarles a los dos. Cuando Hanna siente que está preparada para su misión, todo el mecanismo se pone en marcha y el espectador comienza la cuenta atrás hasta conocer quién es esa jovencita de ojos hermosos, por qué su padre se lo ha enseñado todo excepto lo que es la música o el amor, y qué razones mueven a esa enigmática y temida mujer llamada Marissa.

La primera escena nos presenta ya la fuerza de una adolescente educada para matar, pero incapaz de alcanzar con su flecha al corazón del alce, en unos preciosos y metafóricos parajes nevados. Una imagen elocuente sobre su formación enciclopédica y su preparación cuasi-militar, y también sobre sus carencias afectivas y su desconexión del mundo, que se concretarán en un plan bien estudiado y que atrapa al espectador con el interrogatorio en el cuartel de la CIA. Sin duda, Wright dosifica bien la información para mantener el misterio e intriga de la trama, intercala persecuciones al ritmo de una música electrónica y de un montaje dinámico, y crea momentos para la reflexión de una joven que se pregunta quién es mientras la cámara gira en torno a ella y evidencia su incompleta formación. Sin poder aquí desvelar más de la trama, «Hanna» se presenta también con voz crítica hacia una sociedad desorientada en su modelo de educación familiar, en su política de seguridad o de investigación, y también en su carrera hacia el dominio en un falso equilibrio mundial.

La película goza de buen ritmo, sólo roto en el poblado marroquí o en las afueras de Córdoba con una estampa tópica y prescindible de lo andaluz, siendo el arranque y el desenlace lo más valioso, junto a esas huidas hacia ninguna parte de padre e hija. No está bien resuelta la cuestión espacial, con una Marissa fantasmal y un mafioso patético que tan pronto están en Marruecos o España como en Berlín. Tampoco está del todo justificada la incursión de esa particular familia de turistas, en un intento de recoger y cuestionar su liberalismo educacional. Pero, para alivio de Wright y disfrute del espectador, ahí está esa gran actriz que es Saoirse Ronan para elevar el resultado final, con una mirada que hipnotiza y un gesto que transmite fragilidad e inocencia, a la par que inteligencia y sagacidad. Incluso sabe arrancar algunos momentos de comicidad, aprovechándose de su sabiduría libresca, como esa aventura que tiene con el joven español.

La mirada dulce de Saoirse encuentra réplica en la dureza que transmite Cate Blanchett con la suya, mientras que Eric Bana logra dar a su personaje un sentido entrañable de fortaleza y arrepentimiento. En esa lucha de miradas, parece que la frialdad y distanciamiento de Blanchett triunfa por el tono poco emotivo del que goza la película, debido también a la vacuidad emocional del personaje de Hanna, al poderío visual y al efecto de la banda sonora de The Chemical Brothers. Mejor las escenas de acción que las intimistas, intelectuales o reflexivas, Wright parte de una buena y sencilla historia para esconder con habilidad sus cartas hasta una confesión final aclaratoria, al tiempo que aprovecha a unos actores bien elegidos en el casting y una atmósfera de cuento de hadas.

Con todo, nos queda una película con múltiples miradas y perspectivas, sobre espías y seguridad nacional que lo es también sobre la identidad personal y la eterna búsqueda del padre, el camino emprendido por la modernidad —simpática y paródica la escena en la casa marroquí entre tanto artilugio eléctrico—, la música y los cuentos guardados en el trastero, la formación físico-intelectual y emocional —basta con ver cómo la protagonista mira a la familia que canta dentro de la furgoneta—, y la venganza y la renuncia al amor, a la vida espiritual.

Calificación: 6/10

Imágenes de “Hanna”, película distribuida por Sony Pictures Releasing de España © 2011 Focus Features y Holleran Company. Todos los derechos reservados.

Continue Reading
Subir