Síguenos

«Hannah Montana: La película». Cuando la ficción supera la ficción

Críticas

«Hannah Montana: La película». Cuando la ficción supera la ficción

El salto a la pantalla grande de uno de los ídolos infantiles más poderosos de los últimos tiempos no engaña y ofrece lo que pretende: canciones, azúcar y amor enlatado que se aleja de lo carnal. Y a reventar taquillas. 

Vivimos tiempos duros para el cine, una era de aridez creativa y de resultados artísticos y económicos que está viendo cómo la pequeña pantalla resulta tremendamente beneficiada. Abundan los seriales de éxito, y grandes actores, productores, directores y guionistas vuelcan sus esfuerzos en satisfacer las ansias devoradoras de una platea universal, ávida de emociones televisivas capaces de suplir la falta de sensaciones satisfactorias que en los últimos años llegan de la pantalla grande. De vez cuando, la caja tonta se revuelve e impulsa a las salas a alguna de sus estrellas con resultado incierto aunque, en el caso que nos ocupa, cien por cien efectivo a la hora de pulverizar taquillas.

hannah-montana-la-pelicula-jose-1.jpg

Miley Stewart (Miley Cyrus) goza de fama a nivel internacional. Cuenta con millones de fans devotos a pesar de ser tan sólo una adolescente, vive en un mundo de fantasía y todos se rinden a sus pies. Pero el precio comienza a ser demasiado alto: está olvidando quién es realidad, devorada por su personaje y renegando de sus raíces en las verdes praderas de Tennesse. Y eso está mal, muy mal.  Así que su padre, Bobby Ray (Billy Ray Cyrus, más lozano ahora que hace una década), decide tomar cartas en el asunto y engañarla para tomarse un descanso en el rancho familiar donde la esperan la abuela Ruby (Margo Martindale) y su mejor amigo de la infancia, Travis (Lucas Till), mozalbete convertido en todo un vaquero. Allí aprenderá que la amistad y la familia son lo más importante… En realidad, “Hannah Montana: La película” no es un lagometraje, aunque así lo defienda el título. Es un episodio de la serie protagonizada por esta muchacha que convierte en oro (rosa) todo lo que toca, hinchado por motivos evidentes para hacer caja a costa de la su legión de incondicionales. Es un producto infantil y familiar (mal que le pese a los padres, sufridos acompañantes), y como tal ha de ser valorado en su pretensiones y formulaciones argumentales y narrativas ─inexistentes, por otro lado─. En pocas palabras: no hay donde agarrarse a la hora de valorarla, plantearla y presentarla, motivo que posiblemente sea la razón que haya llevado a Peter Chelsom a convertir la cinta en un viaje lisérgico a una realidad paralela, un reverso en el que sí pudiese considerarse como un film en toda regla a este soberano bofetón al intelecto adulto y desarrollado.

hannah-montana-la-pelicula-jose-2.jpg

Ya desde el mismo momento en que arranca la narración sabemos que cualquier parecido con la realidad será mucho más que una coincidencia ─excepción hecha, claro está, del inevitable puyazo al “hermano” anglosajón, materializado aquí en un insoportable reportero sensacionalista (Peter Gunn) cuyas hijas estudian en una especie de tétrico monasterio medieval─, una casualidad oblicua fruto de algún error de la sala de montaje; aún así, hay que decir que el cineasta logra mantener el tipo durante parte de la trama, concretamente hasta el banquete en el consistorio de Crowley Corners. En ese momento, Chelsom pierde las riendas ─o las suelta deliberadamente─ de lo que intenta contarnos y todo se convierte en un carrusel alucinógeno repleto de momentos impagables, adornados por interpretaciones que no merecen siquiera ser calificadas como tales a ritmo de country de garrafón y culminadas por un homenaje a Salvador Dalí tan palpable como involuntario; pero no es el genio de Figueras quien sale del huevo, sino un cowboy a escala quien entra en él con la convicción de un adolescente enamorado. Y es que esta es la gran verdad de “Hannah Montana: La película”. Nada es verdad, nada es mentira. Todo está en nuestra imaginación. Aunque haya que pagar para disfrutarlo.

Calificación: 2/10

  • Más información sobre «Hannah Montana: La película»
  • Ver fotos de la película (22)
  • Rueda de prensa en Madrid
  • Photocall con Miley Cyrus, Billy Ray Cyrus y Peter Chelsom
  • Noticias relacionadas con la película y su equipo
  • En las imágenes: Fotogramas de “Hannah Montana: La película” © 2009 Walt Disney Pictures y Millar/Gough Ink. Fotos por Sam Emerson. Distribuida en España por Walt Disney Studios Motion Pictures Spain. Todos los derechos reservados.

    Continue Reading
    Publicidad

    Estrenos de cine

    Subir