Síguenos

«High school»: Infumable

Críticas

«High school»: Infumable

Comedia sin gracia ninguna, insostenible visualmente y muy poco atractiva en su desarrollo narrativo. La tradición del cine fumeta no encuentra en la película de John Stalberg una nueva cima de uno de los géneros de colegas por excelencia.

Henry Burke (Matt Bush) es el alumno más destacado del instituto Morgan. Pero la marihuana de Travis Breaux (Sean Marquette) se va a cruzar en su camino. Hace apenas un año nos felicitábamos de la llegada de Good Films, una pequeña distribuidora que llegaba en tiempos duros, preferiblemente para quedarse. Debutó, además, con la fantástica “Stella”, lo que resultó ser una genial carta de presentación. Pues bien, hoy nos congratulamos con el nacimiento de Alimpro Films, que aparece cuando los tiempos son aún más duros que entonces. Lástima que “High school” (ver tráiler), el primer título que mueve en nuestro circuito, sea totalmente insoportable. A ver el próximo.

«Lo llaman surfear por el espacio». Puede que John Stalberg, director y co-guionista junto a Erik Linthorst, haya tratado de seguir la tradición de las parejas del cine fumeta, aunando la libre irreverencia de los legendarios Cheech y Chong con la descarada frescura teen de Harold y Kumar, por poner dos ejemplos de notables colegas porreros. O puede que no. Sea como fuera, su propuesta dista mucho de lo que se espera de ella, que no es otra cosa que diversión bananera y saludable, lisérgica y de filtros cáusticos e inteligentes. Porque es, y valga el término más que nunca, total y absolutamente infumable. Agria, ausente de criterio o lógica narrativa, sin gracia, incómoda de ver, eterna en su discurrir…

Huelga decir que la poca chicha que pudiera ofrecer el invento se volatiliza desde un doblaje obligadamente espantoso, que lapida definitivamente una comedia aberrante en la que el elenco principal tampoco es que se gane especialmente la simpatía del espectador. Junto a los pánfilos Matt Bush y Sean Marquette, desbarran por pantalla un ridículo Michael Chiklis, unos (in)voluntariamente oscurantistas Adrien Brody, Mykelti Williamson y Andrew Wilson o un Colin Hanks que logra provocar verdadera vergüenza ajena. Más curiosa resulta la exótica participación de Curtis Armstrong, el estrafalario Herbert Quentin Viola de la ochenteramente hortera “Luz de luna” (1985-1989). Pero a lo que vamos: “High school” es horrorosa.

Calificación: 1/10


 

Imágenes de “High school”, película distribuida en España por Alimpro Films © 2010 HS Film, parallel Media y Flipzide Studios. Todos los derechos reservados.

Continue Reading
Subir