Síguenos

«Hobo with a shotgun»: Un cartucho cada vez

Críticas

«Hobo with a shotgun»: Un cartucho cada vez

Jason Eisener estira su fake trailer dentro del entorno «Grindhouse» para ofrecer un esquizoide y descacharrante homenaje a todo el catálogo de Troma Team y derivados. Rutger Hauer se gana al público con total facilidad.

Un indigente (Rutger Hauer) llega a la ciudad de Scum Town, gobernada a sangre y fuego por el psicótico Drake (Brian Downey). Las cosas van a cambiar. Tras ganar el concurso convocado por Rodriguez y Tarantino en el entorno de “Grindhouse”, Jason Eisener estira su fake trailer para convertirlo en su segundo largometraje, “Hobo with a shotgun”, una divertida y esquizoidemente nostálgica propuesta sin ninguna aspiración comercial para un público que no forme parte de las horas festivaleras de género y/o de los irreductibles buscadores de caspa en las estanterías de los videoclubes. Para quien forme parte de uno u otro grupo la recomendamos sin pudor.

«Los reyes caen. Debería leer libros de historia». Arranca como un homenaje al thriller setentero a partir de unos créditos estupendamente montados y presentados, pero más bien ─ya se intuía en el tráiler germen de la historia─ la película queda como un exótico, consciente y animal homenaje a la producción de Troma Team y derivados, desarrollando el atrevido guion de Eisener, John Davies y Rob Cotterill como una hiperviolenta, exagerada y caricaturesca aventura de acción irreverente y despiadada. Corrupción, drogas, marginación, trash callejero y una brutalidad inusual ─su espíritu gore y burlón permite pasajes impensables en otro contexto artístico─ nutren el conjunto, refrescante celebración B-Z del cine de guerrilla.

Y es que Eisener dirige muy bien aprovechando sus escasos recursos. Por un lado, orquesta con acierto el espectro técnico apoyado en una fotografía de colores vivísimos, una buena banda sonora y una acertada disposición visual que aporta a la aventura un aspecto lisérgico y alucinado; y por otro, logra de su reparto el equilibrio entre el delirio de la actuación basura ─estupenda es la familia de villanos formada por Brian Downey, Nick Bateman y Gregory Smith─ y la carga dramática enfocada a potenciar el enaltecimiento a los altares de la figura central, un entregadísimo Rutger Hauer que va ganando empaque y humanidad a medida que se le van hinchando las narices. Con razón, además.  

Calificación: 6/10

En las imágenes: Fotogramas de “Hobo with a shotgun” © 2011 Rhombus Media, Whizbang Films y Yer Dead Productions. Todos los derechos reservados.

Continue Reading
Subir