Síguenos

Críticas

«Hysteria»: Veloz paroxismo

Acercamiento desahogado al normalmente estricto género de época victoriana. La película reparte sonrisas satisfechas tras un breve rato de animación, aunque a la salida uno desee pedir nueva cita para más, y para algo más intenso.

Para la representación de la histeria en la imprescindible “Un método peligroso” (David Cronenberg, 2011), la narrativa y la estética de la película optaba por una actitud contenida, en calidad de la represión de esa marea de pulsiones tachadas de desviaciones del cuerpo y el ánimo. Mientras para Cronenberg la histeria obtenía una respuesta psiquiátrica y callaba sus formas, antes de que los vericuetos de las pasiones humanas estallasen frente al consenso social, en “Hysteria” (ver tráiler) el desarrollo es tan ligero (y rápidamente eficaz) como la solución que aportan sus protagonistas a la mal llamada histeria femenina.

El punto de máximo paroxismo, eufemismo victoriano para el orgasmo, se receta de puertas adentro como remedio para madres, viudas, solteras y amas de casa, siempre de clase pudiente, que no hallan motivo a sus ataques de llanto y las palpitaciones que las acosan en los momentos más inoportunos. Lo que comienza como derivación cachonda de la típica comedia de época british, en la línea de lo que habría rodado un Mackendrick —o como en otra cinta de sexo y época, «Inconscientes» (Joaquín Oristrell, 2004)—, termina esquinando el tema central del argumento, con tal de equilibrarlo con aspectos de denuncia más políticamente correctos. Maggie Gyllenhaal —quien ya había demostrado sus dotes para el acento inglés en “La niñera mágica y el Big Bang” (Susanna White, 2010)— representa el lado opuesto de esa histeria con orígenes en los bajos íntimos.

Lo de su personaje es un síncope de mujer intelectual, volcada en las clases más desfavorecidas, en el impulso de su hospital caritativo y en la defensa de los negados privilegios y derechos para su sexo. Esa búsqueda de un balance entre lo epicúreo y lo socialista, entre desfogar a mujeres de clase alta y dar voz al feminismo que no entiende de diferencias económicas, transcurre con el buen humor y la naturalidad con que los británicos saben abordar historias de su más famoso siglo. A pesar de esa mojigatería que asoma de vez en cuando y de su tendencia al chiste para señora que se escandaliza fácilmente, “Hysteria” traslada sus síntomas a las formas: las de una comedia tan alocada y agradable como un plumero eléctrico.

Calificación: 6/10


Imágenes de “Hysteria”, película distribuida en España por Vértigo Films © 2011 Informant Media, Beachfront Films, Forthcoming Productions, Delux Productions, Lankn Media, WDR y Arte. Todos los derechos reservados.

Continue Reading
Publicidad

Novedades destacadas

Guía de películas

A B C D E F G H I J K L M N O P Q R S T U V W X Y Z 1
Subir