“Il divo”: Una caricatura que exige conocer al modelo

Escrito por el 12.12.08 a las 12:42

El cine italiano vuelve a resonar con fuerza, sobre todo a lomos de dos películas, “Gomorra” e “Il divo”. Dos cintas que, con estilos diferentes, coinciden en su dura visión de la realidad de su país, una reencarnación del viejo cine crítico que buscaba ayudar a cambiar la realidad a través de la denuncia de las corrupciones del sistema. Sin embargo, ahí terminan las similitudes, porque este largometraje de Paolo Sorrentino adopta un estilo totalmente diferente al de Matteo Garrone. Si “Gomorra” bebía directamente del estilo documental aplicado a la ficción, según las enseñanzas de un neorrealismo que parece encontrar en las épocas críticas fuerza suficiente para retornar, el retrato de Giulio Andreotti, político democristiano sin el que sería imposible comprender la Italia del último medio siglo, toma derroteros bien distintos, más cercanos a la sátira y a la caricatura.

il-divo-miguel-1.jpg

Ahí es donde el público español puede encontrar el primer problema: lo que en la cinta se cuenta necesita ser conocido previamente por el espectador, de la misma manera que, para poder apreciar en su totalidad el potencial de un dibujo caricaturesco, resulta imprescindible saber quién es el modelo que lo ha inspirado. Algo, por lo demás, que no supone ningún hándicap en el caso del público italiano (los hechos que aborda “Il divo” son sobradamente conocidos en su país de origen), pero que a nosotros nos puede pillar demasiado de lejos, lo que inevitablemente hará incomprensibles numerosas menciones que se hacen en la película.

Sin embargo, eso no evita que la interpretación de Toni Servillo deslumbre desde las primeras escenas. Y lo hace porque, además de transformarse físicamente en el radiografiado, llega a irradiar la luz fría de quien tiene en sus manos todos los hilos del poder, un poder que ejerce sin necesidad de alzar ni un instante la voz, sin ningún aspaviento, tranquilo en su conocimiento de hasta la última miseria de sus enemigos y sus correligionarios, seguro en la certeza de que todo el mundo sabe que basta un único gesto suyo para que cualquiera, no importa lo alto que esté, caiga.

Ahora bien, no estamos ante un trasunto de “El padrino”, por más que algunos de los hechos narrados (el escándalo del Banco Ambrosiano) nos remitan a la tercera parte de la saga de Coppola. No, Sorrentino opta por retratar a Andreotti rodeado por una corte bufonesca que se reparte el poder, la influencia y los beneficios de una Roma plagada de conspiraciones y luchas partidistas, y alcanza momentos insuperables, como sus paseos en la madrugada en los que acude, como cada mañana, a rezar, aparentemente ensimismado en sus pensamientos mientras camina por una vieja calle desierta… seguido por todo un ejército de guardaespaldas que no hacen un solo ruido.

il-divo-miguel-2.jpg

Un tono que, por lo demás, impregna cada minuto de la cinta, de los recorridos del nuevo dirigente por los pasillos del poder, las fiestas desbordadas y excesivas que celebran su vuelta al sillón de primer ministro, las intrigas para conseguir ser elegido presidente de la República, o el inicio del proceso judicial que pretendía demostrar sus conexiones con la Mafia. Todo un aluvión de datos, nombres y circunstancias que, desgraciadamente, saturarán pronto a quien no esté al tanto de lo narrado, pues de esta manera, sin acceso a los matices, quizá termine teniendo la sensación de que una y otra vez le están contando lo mismo.

Calificación: 5/10

  • Más críticas de Miguel A. Delgado
  • Más información sobre “Il divo”
  • Tráiler español de “Il divo” 
  • Fotos de “Il divo” (15)
  • Noticias relacionadas
  • En las imágenes: Escenas de “Il divo” – Copyright © 2008 Indigo Film, Lucky Red y Parco Film. Distribuida en España por Wanda Visión. Todos los derechos reservados.



    Escribe tu comentario

    AVISO: Su publicación no es inmediata, los comentarios están sujetos a moderación. La opinión de cada comentarista es personal y no representa la de LaButaca.net.

    (obligatorio)

    (obligatorio; no se mostrará)



    3 - Miguel A. Delgado - 13:10 - 08.01.09

    Pues sí, Luis. No se puede negar que acaba pesando demasiado, sobre todo para el público de fuera de Italia…

    Un saludo!



    2 - LUIS - 14:08 - 29.12.08

    Lo hare cortito: un autentico “cogñazo” tan insoportable que me sali antes de hora. Cuatro frases ingeniosas no bastan para levantar una pelicula.

    hasta pronto, luis



    1 - LaButaca.net » Opinión de cine - 10:10 - 20.12.08

    “Il divo”: Paolo Sorrentino procesa a Giulio Andreotti…

    Quienes vimos “Las consecuencias del amor” sabíamos que en Paolo Sorrentino el cine italiano tenía un cineasta de largo recorrido y señas de autor. Por eso no nos ha sorprendido la eficacia de este proceso demoledor que levanta contra Gi…



    1

     
    Novedades Secciones Enlaces Facebook     Twitter     Instagram                   
    Destacado:  Una semana de auténticos gigantes: Polanski, Gilliam, Kubrick y Camarón

    © LABUTACA.NET - C/ Orba, 12, 8 - 46910 Benetússer, Valencia, España - E-mail: redaccion@labutaca.net
    Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Prohibida la reproducción de los contenidos de este sitio sin consentimiento expreso de sus propietarios. Todos los derechos reservados.