Síguenos

«In time»: Tic, tac, tic, tac…

Críticas

«In time»: Tic, tac, tic, tac…

Andrew Niccol no corre ningún riesgo en lo que queda como la propuesta más comercial, en un sentido industrial, de su sugerente e interesante filmografía. Una película con poco que ofrecer una vez superada su sorpresa inicial.

En el futuro, la raza humana ha sido modificada genéticamente para dejar de envejecer a los 25 años. Suena bonito, pero en realidad no lo es tanto para la mayoría. El problema de ser un creador interesante es que mantener el nivel resulta más complicado que para la ingente masa de artistas que puebla Hollywood y alrededores; es el caso de Andrew Niccol, que como director o guionista ha demostrado una capacidad de compromiso realmente estimulante y sugestiva en trabajos como “Gattaca” (1997), “El show de Truman” (1998), “Simone” (2002) o “El señor de la guerra” (2005). Ahora ha tropezado con “In time” (ver tráiler), su propuesta más comercial en un sentido industrial que aun con todo entronca naturalmente con su filmografía, elegantemente humana en un contexto de ciencia ficción inmediata y reconocible.

«Tu mente puede agotarse aunque tu cuerpo no lo haga». Superado un arranque atractivo y fascinante que presenta una sociedad utópica ambigua y confusamente delirante en su desparramo cronológico/vital ─la primera secuencia es fantásticamente chocante─, rápidamente la narración se convierte en una desaborida propuesta de acción a la fuga al uso, sin nada que ofrecer una vez intercambiados el concepto de «dinero» por el de «tiempo» en la mente del espectador. No hay simbolismos, no hay contenidos, ni siquiera hay una trama suficientemente atractiva ─otra vez con el tópico de lo mala que tiene que ser la inmortalidad─ a seguir en una fábula que acaba por flirtear con el desastre en la presentación de unas conclusiones totalmente cogidas con pinzas, arbitrarias y absolutamente descuidadas.

Más allá de una envolvente y efectiva banda sonora, técnicamente la película tampoco brilla con especial intensidad, bien fotografiada y con una correcta dirección artística, sí, pero sin alardes de ningún tipo. Justin Timberlake es soso, Amanda Seyfried es sosa, Alex Pettyfer es soso, Vincent Kartheiser es soso ─por encima de las intrínsecas monotonías de sus respectivos roles─, y Cillian Murphy, lo mejor del conjunto, no puede sostener este armatoste por sí solo desde las lagunas de su papel. Pero muy guapos y muy distinguidos todos, ojo. Por encima de la paradoja de que “In time” sea prácticamente una pérdida de tiempo ─aunque como fugaz divertimento de serie B puede pasar─, da la sensación de que Andrew Niccol ha tratado de entrar en los terrenos del comercialismo más bobón corriendo tan pocos riesgos como los propios integrantes de la humanidad que presenta. Pues le ha quedado bastante insulso.

Calificación: 4/10


Imágenes de “In time”, película distribuida en España por Hispano Foxfilm © 2011 New Regency y Strike Entertainment. Todos los derechos reservados.

Continue Reading
Publicidad

Novedades

Subir