Síguenos

«Infectados (Carriers)»: Apocalipsis tipo

Críticas

«Infectados (Carriers)»: Apocalipsis tipo

«Infectados (Carriers)» es un eficaz ejercicio de género, un solvente thriller que funciona como vehículo popcorn. Sin embargo, y pese a su pulcritud y buen pulso, es incapaz de realizar aportes nuevos, de salirse de un modelo estandarizado.

El contexto es el propicio para disparar malévolas fabulaciones desde el cine de género: puede que el estreno de «Infectados (Carriers)» sea un hecho meramente coincidente con el actual momento de hipermediatización de la pandemia de la Gripe A, pero regala al filme un contrapunto irónico frente al alarmismo social generado. Por otra parte, no es descabellado establecer cierto paralelismo entre el sobredimensionamiento de la enfermedad y la intensa campaña promocional que ha rodeado al debut en largo y en Hollywood de los hermanos Àlex y David Pastor. Y todo para, al final, encontrarnos con un Apocalipsis tipo.

Ampliar imagen

Como «28 días después» (Danny Boyle, 2002), «Infectados (Carriers)» emplea el terror al contagio como su primera y mayor arma. Sus directores, declarados admiradores de «Mad Max: Salvajes de la autopista» (George Miller, 1979), han imaginado un mundo sin zombis, pero que pareciera devastado por los mismos. El escenario del Apocalipsis sirve a la perfección al ejercicio propuesto: una exploración de la pérdida de la humanidad en situaciones extremas, «el hombre es un lobo para el hombre» y todo lo demás. Ahora bien, se trata de un Apocalipsis tipo, resultante de un modelo ya dado y que aquí se traduce en una perfecta muestra del mismo. Sus contextos vienen delimitados por otros precedentes de género y, lo que es más grave, sus personajes se hayan del todo estandarizados, son tan recurridos que resulta imposible arrancar una empatía real de parte del espectador. El de Brian (un Chris Pine al alza), en particular, es el mejor ejemplo de modelo desgastado de personaje, hermano mayor deportista y sin muchas luces, guasón y categórico según la ocasión, camorrista siempre.

Ampliar imagen

Presentada en el pasado Festival de Sitges, «Infectados (Carriers)» es un thriller eficaz, medido y técnicamente impecable. Hay pulcritud y pulso en el debut de los Pastor, pero todo queda dentro de un modelo preestablecido de industria, sin un solo margen a la improvisación o a la autoría. La película funciona con mecanicidad, como correcto vehículo popcorn, pero el indudable entretenimiento que propone queda lacrado por su incapacidad para realizar aporte alguno al género. Es verdad que a sus autores se les intuye cualidades en cuanto a ritmo cinematográfico y manejo del suspense, pero se echa de menos en su debut más arrojo, o quizá menos directrices industriales. La única sorpresa que cabe esperar es que ésta ópera prima no pertenezca, en particular, al subgénero de los zombis. Por lo demás, y desafortunadamente, «Infectados (Carriers)» no sabe distinguirse de otros títulos de parámetros similares.

Calificación: 6/10

En las imágenes: Fotogramas de «Infectados (Carriers)» – Copyright © 2009 Ivy Boy Productions, This is That Productions y Likely Story. Fotos por Lorey Sebastian. Distribuida en España por DeAPlaneta. Todos los derechos reservados.

Continue Reading
Publicidad

Novedades destacadas

Guía de películas

A B C D E F G H I J K L M N O P Q R S T U V W X Y Z 1
Subir