Síguenos

«Insidious»: Terror de tradición

Críticas

«Insidious»: Terror de tradición

Ficha película InsidiousSinopsis InsidiousCartel InsidiousImágenes Insidious
Tráiler InsidiousEscenas InsidiousPrevia estreno InsidiousCríticas InsidiousComentarios Insidious

James Wan ofrece un refugio perfecto para el amante del género. «Insidious» no oculta sus fuentes de inspiración y crea atmósferas ominosas, en la mejor tradición de casas encantadas. Rose Byrne y Lin Shaye destacan entre el reparto.

En un momento en el que lo terrorífico parecía haberse deslizado de manera definitiva al susto fácil, los litros de sangre y el efectismo más burdo, James Wan se atreve a rodar una película como si el cine de terror de las últimas dos o tres décadas nunca hubiese existido. «Insidious» (ver tráiler y escenas) no sólo se olvida de los efectos digitales, sino que llega a dejar de lado cualquier aparataje de efectos especiales tradicionales para rebuscar tanto en los recursos más mínimos capaces de crear el desasosiego, como en las exhibiciones más teatrales y guiñolescas.

De hecho, es en el primero de los campos donde funciona mejor. Wan sabe cómo recurrir a los elementos más pequeños para crear una atmósfera ominosa, en la mejor de las tradiciones de las casas encantadas. No hay prácticamente ningún elemento nuevo, pues ya hemos visto antes cómo objetos inofensivos, pertenecientes a la esfera de lo cotidiano —los sonidos inquietantes que interfieren con el aparato vigila-bebés, los crujidos de la casa, las puertas que se abren u ocultan…—, se convierten en fuentes de amenaza. La cinta va construyendo con muy pocos elementos un espacio claustrofóbico, que tiene además en su eficaz banda sonora el contrapunto perfecto.

El segundo ámbito, sin embargo, cuando lo que amenaza a la familia comienza a manifestarse y a ser comprendido, flojea más, hasta el punto de que en algún momento uno tiene la incómoda sensación de estar ante una filmación de una atracción tipo túnel del terror. No obstante, esta parte tiene a cambio la recuperación de la figura de la médium y sus ayudantes, un guiño que inevitablemente recuerda a películas bien queridas por el aficionado crecido en los ochenta, sobre todo la emblemática «Poltergeist» (Tobe Hooper, 1982).

El conjunto, pues, aunque no llega a ser notable, sí ofrece suficientes alicientes para destacarse cuando, cada semana, se estrena una cinta de terror con el aspecto de haber sido fabricada en cadena, más que concebida, escrita y realizada como un proyecto individualizado. Y frente a la tendencia a volver a las películas señeras con puestas al día que normalmente no están a la altura de sus originales, James Wan prefiere plantear un juego mucho más estimulante: sin referirse a ningún título en particular, no oculta sus fuentes de inspiración y ofrece, así, un refugio perfecto para el amante del género. Frente a tantas propuestas que invitan a desenchufar el cerebro y creen que una película de terror debe parecerse a una montaña rusa, Wan se esfuerza por involucrar al espectador en lo que sucede, por más que la ambientación del filme evolucione de la apariencia realista de la primera parte a la abiertamente fantasmagórica de la segunda.

En cuanto al reparto, si bien Patrick Wilson da una de esas interpretaciones monocordes a las que nos tiene acostumbrados, Rose Byrne visita por segunda semana consecutiva nuestra cartelera con un personaje que es el más creíble de todos los créditos. Sin embargo, sería injusto dejar de lado a Lin Shaye en el papel de la médium: aunque sin ningún parecido físico con la inolvidable Zelda Rubinstein de la cinta de Hooper, resulta imposible no relacionarlas, si bien la convicción con que aborda su rol hace de este un personaje nuevo.

Calificación: 6/10

Imágenes de “Insidious”, película distribuida en España por Aurum © 2010 Alliance Films y Blumhouse Productions. Todos los derechos reservados.

Continue Reading
Subir