Síguenos

«Interstellar»: Cobijo exterior, cobijo interior

Críticas

«Interstellar»: Cobijo exterior, cobijo interior

Espléndido viaje exterior e interior de Christopher Nolan a la naturaleza del ser humano. La mezcla de géneros resulta todo un acierto, al igual que el hecho de que el filme nos incite a reflexionar. La duración y la densidad de «Interstellar» puede espantar a algunos espectadores.

«Interstellar» (ver tráiler) nos sitúa en un planeta Tierra donde la vida se ha vuelto casi imposible. Unas plagas han provocado que lo primordial sea cultivar para alimentar a sus habitantes (todo un acierto por parte de Jonathan y Christopher Nolan el hecho de que no entren en detalles para explicarnos cómo se llega a dicha situación). Los gobiernos centran todos sus esfuerzos en educar a los niños y adolescentes para que sean granjeros. Sólo unos pocos acceden a la universidad para aprender otro tipo de conocimientos, pues resultan innecesarios. Sin embargo, ello no quiere decir que no se trabaje en una solución, y ésta consiste en enviar una nave a un agujero de gusano que ha aparecido cerca de Saturno. Su objetivo es encontrar un nuevo hogar para los seres humanos.

Matthew McConaughey

«Interstellar»  no es una película destinada para todo tipo de espectadores. Muchos la encontrarán pesada, pretenciosa y muy lejana a lo que se entiende por cine comercial. Puede ser, pero con este título me sucede exactamente lo mismo que con «El sexto sentido». Buena parte del público considera que se trata de una cinta de terror y, desde luego, no les falta razón. Sin embargo, otros creemos que principalmente se nos cuenta una historia sobre las relaciones humanas. Pues bien, eso mismo creo que sucede en «Interstellar». Por supuesto que nos hallamos ante un filme de ciencia-ficción, pero lo que en realidad oculta su metraje no son sólo cuestiones acerca del devenir de la humanidad, sino un magnífico drama emocional (acompañado en ciertos momentos de la trama de unos toques de thriller espacial).

Matthew McConaughey y Anne Hathaway

El realizador no busca únicamente mostrarnos un viaje de nuestra especie hacia el exterior, sino también desnudar el interior de las almas de los personajes de la historia. Aparte de convencernos con su técnica (quizás no tan rutilante como otras de sus películas, caso de «Origen»), Nolan destaca como director de actores. Y es que «Interstellar» brilla por las soberbias interpretaciones de su reparto, sobresaliendo un Matthew McConaughey en un papel que, bajo mi punto de vista, me parece bastante más difícil que el que le reportó un Oscar gracias a «Dallas Buyers Club». Y si no, atentos a la escena en la que observa los mensajes de sus seres queridos. Anne Hathaway, Jessica Chastain (ambas geniales), Matt Damon, Michael Caine y John Lithgow no se quedan atrás (se puede decir que Casey Affleck es el que tiene el rol menos relevante y el que, por tanto, se luce menos). No voy a negar ciertos defectos de «Interstellar», como la excesiva ambición de su historia, los obvios homenajes de la misma, su exagerada duración o determinados agujeros de su libreto (aunque a Nolan siempre le ha gustado que el espectador saque conclusiones por sí mismo), pero creo que no sirven para dejar de lado una estupenda película que nos invita a mirar tanto hacia el vasto universo como a nuestros corazones. Reflexión y emoción, dos caras de una misma existencia…

Calificación: 8/10

Imágenes de “Interstellar”, película distribuida en España por Warner Bros. Pictures International España © 2014 Syncopy, Warner Bros. Pictures, Lynda Obst Productions y Paramount Pictures.

Continue Reading
Subir