Síguenos

«Ira de titanes 3D»: Palomitas de metal

Críticas

«Ira de titanes 3D»: Palomitas de metal

Las aventuras del embrutecido Perseo continúan en una secuela que mantiene la misma estructura que su antecesora. Serie B comercial, divertida y totalmente falta de pretensiones más allá de entretener. Lo consigue.

Hades (Ralph Fiennes) y Ares (Edgar Ramírez) planean liberar al poderosísimo Crono, el padre de todos. De nuevo Perseo (Sam Worthington), el semidiós, deberá marcar la diferencia. Quien esto firma no tuvo ningún reparo ni recato a la hora de rendirse a los encantos de “Furia de titanes” (2010), recarga empapada de nostalgia del clásico crepuscular dirigido por Desmond Davis en 1981. Y tampoco ha encontrado excesivos problemas para dejarse llevar por su secuela directa, esta “Ira de titanes 3D” (ver tráiler y escenas) que vuelve a mirar con descaro a los tiempos del cine de criaturas stop-motion, argonautas y maravillas a granel, que se han ido para no volver. Eso sí, al calcar la estructura de la anterior, su narrativa se resiente un tanto, pero la diversión está garantizada. Tiemblan las paredes del tártaro…

«No hay dios bueno». Como radicalización antropocentrista de los postulados palomiteros de su predecesora, esta nueva entrega es aún más culebronera ─¿y qué es la mitología sino una pasión de deidades, concebida para animar y atenazar el espíritu del hombre desde el respeto impuesto a sugeridas omnipotencias vigilantes?─, descerebrada ─irritará sin motivo a los radicales de los textos clásicos─ y huracanada, todo ello enfocado desde su total, absoluta y desarmante falta de pretensiones más allá de divertir durante algo más de hora y media. Lo consigue, y de una manera harto efectiva, defendiendo el estandarte de la serie B comercial de un modo mucho más honesto y juguetón que su prima, la reciente “Immortals”.

Entre el folletín y el videojuego de plataformas, Jonathan Liebesman propone un espectáculo bien presentado y resuelto en lo visual, con secuencias realmente notables dentro y fuera del torbellino en que se convierte la aventura progresivamente, con una banda sonora estruendosa y una edición de sonido que sublima este delirio épico hasta convertirlo en un festejo continuado de la iconografía de la que bebe con desvergüenza. Liam Neeson y Ralph Fiennes, más pastoriles que metaleros, se lo pasan pipa como veteranos olímpicos, Worthington reparte, Bill Nighy desbarra, Rosamund Pike contempla, Toby Kebbell contrapuntea y Edgar Ramírez supura pus celestial como hermano celoso del hijo pródigo. Por lo que a nosotros respecta, los titanes se pueden cabrear todo lo que quieran. Cuanto más, mejor.

Calificación: 7/10


Imágenes de “Ira de titanes 3D”, película distribuida por Warner Bros. Pictures International España © 2012 Legendary Pictures y Warner Bros. Pictures. Todos los derechos reservados.

Continue Reading
Publicidad

Novedades destacadas

Guía de películas

A B C D E F G H I J K L M N O P Q R S T U V W X Y Z 1
Subir