Síguenos

«J. Edgar»: Los cimientos de la institución

Críticas

«J. Edgar»: Los cimientos de la institución

Portentoso regreso de Clint Eastwood al cine con mayúsculas. Si no fuese por una nefasta labor de maquillaje prostético, pocas tachas podrían ponerse a este retrato humano magnético y emocionante de J. Edgar Hoover, el fundador del FBI.

John Edgar Hoover (Leonardo DiCaprio) dicta sus recuerdos a uno de los agentes a su cargo. Con el FBI convertido prácticamente en un subgénero cinematográfico, el maestro Clint Eastwood nos invita a recuperar la figura del fundador de la institución en “J. Edgar” (ver tráiler), cabeza pensante de una entidad clave en la historia moderna de los Estados Unidos y, por ende, en la del resto del planeta. La película, curiosamente, coincide en nuestra cartelera con el condescendiente retrato que de Margaret Thatcher se ofrece en “La Dama de Hierro”; nada que ver con aquella: lo que aquí se propone es una extraordinaria radiografía de quien fue férreo defensor de medios no siempre justificables para alcanzar fines tantas veces repudiados de un modo hipócrita desde los círculos de poder.

«Los innovadores no suelen ser bien recibidos. No de entrada». Como ya hiciese en “Mi nombre es Harvey Milk”, Dustin Lance Black centra su guion en el análisis humano de la figura central, un estudio de sus circunstancias como detonante de los actos que le harán pasar a la historia. Y nadie mejor que Eastwood a la hora de posar su mirada en la disección emocional de un personaje tan controvertido, implacable y oscuro como Hoover. En segundo plano se pasa por Capone, Dillinger, Machine Gun Kelly, la Gran Depresión, los Kennedy, el Ku Klux Klan o Luther King; tan sólo el germen de la fundamental Ley Lindbergh ocupa parte sustancial del drama. Porque aquí lo que importa es la forja de la personalidad del protagonista, su relación con una madre castrante (Judi Dench) o la delicada y dolorosa correspondencia sentimental entre él y Clyde Tolson (Armie Hammer), colaborador, compañero y confesor.

Magnética, emocionante, la película reposa sobre una comedida labor de dirección y un portentoso montaje, luciendo una fluida narrativa espaciotemporal que desgraciadamente impone lo que será la gran traba del conjunto, una nefasta labor de maquillaje prostético que convierte a los extraordinarios DiCaprio ─descomunal en su adaptación física y vocal─ y Hammer en dos peleles en su caracterización como ancianos. Pero hay que ver más allá, y dejarse mecer por un espectro técnico que también brilla en su fotografía y en una banda sonora tan delicada como es habitual, salpicada por las maravillosas variaciones de Goldberg. Desde las sombras, “J. Edgar” demuestra que el presente que vivimos viene determinado por fuerzas oscuras que tiempo atrás marcaron la pauta a seguir por quienes nos gobiernan hoy en día. Y que, en el fondo, esas fuerzas, por mezquinas que sean, no son sino personas tan complejas y contingentes como cualquiera de nosotros.

Calificación: 8/10


Imágenes de “J. Edgar”, película distribuida en España por Warner Bros. Pictures International España © 2011 Imagine Entertainment y Malpaso Productions. Todos los derechos reservados.

Continue Reading
Publicidad

Novedades destacadas

Guía de películas

A B C D E F G H I J K L M N O P Q R S T U V W X Y Z 1
Subir