Síguenos

«Jack Ryan: Operación Sombra». Al loro

Críticas

«Jack Ryan: Operación Sombra». Al loro

Incomprensiblemente pobre regreso del personaje de Tom Clancy a las pantallas de todo el mundo. Sosa desde el guion y poco briosa desde la dirección de Kenneth Branagh, una propuesta a lamentar. Si la franquicia continúa, sólo puede ir a mejor.

Los atentados del 11 de septiembre de 2001 han marcado profundamente a Jack Ryan (Chris Pine). Tanto, que abandona sus estudios para servir a su país. Bien por ti, muchacho. Sobremesa de domingo. El fin de semana se acaba, y en la tele ponen una de esas películas que se pueden dejar de fondo para que acompañen el sopor que se adueña de uno al terminar de comer… Ahí es donde encaja “Jack Ryan: Operación Sombra” (ver tráiler), incomprensiblemente pobre renacimiento del personaje literario creado por Tom Clancy y que parece querer empezar de cero en su quinta aventura cinematográfica. Cero… muy tentador. Pero bueno, tampoco es eso.

Chris Pine en "Jack Ryan: Operación Sombra"

«Se supone que no debo decirle a nadie a qué me dedico». Kenneth Branagh no dirige muy allá –resulta curioso que conserve trazas de su anterior “Thor” (2011), como ese ojo luminoso y generador de espacios que luce tras las cámaras en algunos pasajes–, pero lo que es imperdonable es la dejadez narrativa derivada del montaje de Martin Walsh y la horrenda banda sonora de Patrick Doyle. Y eso no es lo peor: lo peor es el libreto firmado por David Koepp y Adam Cozad, una historia sosa a morir –¡rusos otra vez!– que avanza sin ningún tipo de incentivo, con pasajes de acción de directo a vídeo 90´s y un clímax digno de estudio. Y secuencias como la de la cena a tres, que ya sobre el papel debía dar miedo de verdad. En fin.

Keira Knightley y Kenneth Branagh en "Jack Ryan: Operación Sombra"

Chris Pine no tiene ningún carisma, aunque el muchacho trata de reflejar la tensión nuclear de su papel poniendo caras; Kenneth Branagh –y esto es realmente curioso, ya que él dirige el asunto– propone el villano menos carismático y más sieso desde el Timothy Olyphant de “La jungla 4.0” (Len Wiseman, 2007); Kevin Costner parece más bien cansado –¡y ese gorro de lana!– y poco fiable como mentor –¿robar perros? ¿en serio?–; y Keira Knightley, para este tipo de roles, no, directamente. ¿Lo bueno de “Jack Ryan: Operación Sombra”? Que si el público la ama –que es lo que importa, y ojalá así sea–, la nueva franquicia continuará. Y este primer episodio deja el listón tan bajo que sólo se puede mejorar.

Calificación: 3/10

Imágenes de “Jack Ryan: Operación Sombra” © 2014 Paramount Pictures, Di Bonaventura pictures, Skydance Productions, Mace Neufeld Productions, Buckaroo Entertainment y Etalon Film. Distribuida en España por Paramount Pictures Spain. Todos los derechos reservados.

Continue Reading
Publicidad

Subir