Síguenos

«Julie y Julia»: Cocinando felicidad con azúcar y mantequilla

Críticas

«Julie y Julia»: Cocinando felicidad con azúcar y mantequilla

«Julie y Julia» es un trabajo con mensajes para la vida y recetas para alcanzar la felicidad, que regala momentos dulces y entrañables. Mejor dibujado el personaje de Amy Adams que el de Meryl Streep.

Entre fogones y teclados se mueven dos mujeres que atraviesan un momento apasionante pero también delicado de su vida. Con recetas y con el apoyo de sus pacientes maridos encontrarán la manera de creer más en sí mismas y de cocinar una vida llena. Son historias basadas en la realidad, narradas de manera alterna y con estilo placentero por Nora Ephron, para dar vida a dos mujeres que encontraron en la cocina su tabla de salvación personal y también familiar. «Julie y Julia» es, más allá de una película de gastronomía, un romance cocinado a fuego lento y una fábula acerca de la tenacidad para dar fin a un proyecto y la manera de construir una vida matrimonial estable.

Ampliar imagen

Nuestras heroínas son Julia Child, la esposa de un diplomático americano destinado a París en 1949, y Julie Powell, una escritora fracasada que trabaja en el neoyorquino barrio de Queens atendiendo a los damnificados por el 11-S. Son mujeres que necesitan una ocupación y un proyecto que las ilusione en tiempos de crisis y nubarrones emocionales. Julia es campechana y emprendedora de carácter, y lucha por conseguir su diploma de cocina francesa para americanos mientras inicia con dos amigas un monumental libro que espera publicar un día. Cincuenta años más tarde, e inspirada en ese recetario, Julie sigue los pasos de su idolatrada maestra… y recoge sus experiencias en un blog y no sobre el papel de calco de su antecesora. Son vidas paralelas pero con personalidades distintas, y también plasmadas por Ephron de manera dispar en el celuloide. Para la afrancesada Julia, opta por la comedia un tanto histriónica y caricaturesca —no hay más que ver la altura de las parejas—, con personajes de escasa complejidad y reacciones planas, con situaciones algo rocambolescas —basta con ver a las amigas de Julia— y entornos de cartón-piedra para una comicidad de la que no se libra ni el senador McCarthy. Dibujada como un arquetipo de los años cincuenta, difícil lo tiene Meryl Streep para dar vida a un personaje que resulta un tanto histriónico y exagerado en su entusiasmo, poco cercano al espectador.

Ampliar imagen

Pero cuando la cámara mira a Julie, el aire fresco entra en la sala y el espectador respira autenticidad para conectar e identificarse con el personaje. Su historia de obsesión ante una idea que de pronto llena su día, sus nervios ante lo incierto de una nueva situación, su ansiedad y alegría al ver que alguien ha reparado en lo que ha escrito en su blog, su hundimiento ante el fracaso o su desesperación ante un santo marido al que saca de sus estribos… resultan muy creíbles. Gracias, sobre todo, a la rica interpretación de Amy Adams, quizá lo mejor de la cinta. Ella da luz y ritmo a una doble historia que, de otra manera, hubiera discurrido por lo anodino y complaciente —algo de eso hay, y hubiera mejorado con algo menos de metraje—, por lo cansino y repetitivo. Pero en sus reacciones hay inseguridad y sentimiento, fragilidad emocional e ilusiones, y eso se transmite incluso en la manera de expresarse en su blog al hablar de cocina y de algo más.

Ampliar imagen

La película no esconde ninguna sorpresa ni engaña al espectador, y en cambio sí regala momentos dulces y entrañables, con maridos que siempre miran el lado bueno de las cosas y esposas que tratan de aprender a cocinar sus emociones. Un trabajo con mensajes para la vida y recetas para alcanzar la felicidad, tan goloso como la tarta de chocolate que preparan y tan suave y sabroso como el plato preparado con abundante mantequilla. Gustará a quien busque el romance sin trampa ni cartón, sensible y también sensiblero. ¡Bon appétit!

Calificación: 6/10

En las imágenes: Fotogramas de «Julie y Julia» – Copyright © 2009 Columbia Pictures, Easy There Tiger y Amy Robinson Productions. Fotos por Jonathan Wenk. Distribuida en España por Sony Pictures Releasing de España. Todos los derechos reservados.

Continue Reading
Subir