Síguenos

«Jurassic World»: El Metamainstream

Críticas

«Jurassic World»: El Metamainstream

Volvemos a la isla Nublar en una entrega que respeta el espíritu de la película original, pero que no aporta nada en particular. CGI irregular, personajes poco interesantes y un bicho nuevo nacido de la demanda de un público necesitado de más y más y más. Vale.

Grey y Zach (Ty Simpkins y Nick Robinson) tienen suerte: su tía (Bryce Dallas Howard) trabaja en el mejor sitio del mundo. Y van a verla. Bien. Veintidós años después, el parque temático cuya espectacularidad sólo es comparable a la dimensión de sus tremendos fallos de seguridad vuelve a abrir sus puertas. En “Jurassic World” (ver tráiler), en principio, tampoco se ha reparado en gastos, en la mejor tradición de John Hammond -150 millones de dólares de presupuesto, que ya está bien-, pero aún así la película de Colin Trevorrow -que ya llega a este proyecto sanamente amblinizado tras la estupenda «Seguridad no garantizada»– no deja de ser una estruendosa secuela irregular, más aún habiendo sido presa de ese hype despiadado que tanto gusta al Hollywood moderno: tráilers, spots, featurettes, clips, teasers, cartelería, vídeos virales, toda una línea de merchandising previo… y más bien poca novedad cuando uno se sienta en la butaca.

Jurassic World

«¿Tú te escuchas cuando hablas?». El espíritu amigo de lo ingenuo, abiertamente familiar y palomitero que caracteriza la propuesta es lo mejor que ofrece; sobre esa base, respetuosa e inteligente con su referente -y con los fans que han llevado la saga hasta aquí-, el director y su equipo ceden -no les queda otra- ante los nuevos tiempos: espectacularidad y abuso de CGI -regulero, las cosas como son; añoranza de Stan Winston…-, valores eternos pero más en boga cada vez -cuidado con la Naturaleza, la humanización de las bestias-, product placement descarado y, en general, un acelerón narrativo -no es una película de suspense envolvente- que culmina en una nueva criatura, el comentadísimo Indominus Rex, que no es sino la respuesta de la industria a la demanda de un público nuevo, hiperactivo, al que el catálogo tradicional de dinosaurios, sencillamente, se le queda corto. El Metamainstream, propio -la franquicia se autorepasa vía Jake Johnson, especialmente- y ajeno.

Jurassic World

Guion, lo que se dice guion… más bien poco. Una historia soseta y reiterativa, con un buen sentido del humor pero en el que muchas situaciones están envueltas en una sensación de déjà vu -a veces pretendidamente, a veces no- rematadas por un reparto correcto, pero poco perdurable en el tiempo: Chris Pratt, majete pero lejísimos del carisma de Star-lord, parece tener aquí poco más que una audición para el aventurero definitivo; Bryce Dallas Howard no brilla, aunque lo siga intentando en toda franquicia que le pongan por delante; Vincent D´Onofrio tiene suerte, porque su cliché, al menos, no debe vestir el caqui de la misma guisa que su antecesor en el cargo -pobre Bob Peck-; el personaje de Irrfan Khan es de traca; y los chavales, spielbergianos hasta la médula en su drama familia, pues flojitos/cargantes, la verdad. Sí, «Jurassic World» te hace olvidar las dos entregas previas, claro. Pero a nosotros nos ha decepcionado. No pasa nada. A ver la siguiente.

Calificación: 5/10

 “Jurassic World” © 2015 Amblin Entertainment y Universal Pictures. Todos los derechos reservados.

Continue Reading
Publicidad

Novedades destacadas

Guía de películas

A B C D E F G H I J K L M N O P Q R S T U V W X Y Z 1
Subir