Síguenos

«Kick-Ass: Listo para machacar». El gran héroe americano

Críticas

«Kick-Ass: Listo para machacar». El gran héroe americano

FichaCartelFotosSinopsisCómo se hizoTráilerNoticias
PreviaCríticasComentarios

«Kick-Ass: Listo para machacar» es una película entretenida, que se ve sin problemas pero que apenas escandaliza como le gustaría. Una cinta menos fresca de lo que debería y que acaba además en tierra de nadie.

Matthew Vaughn firma con «Kick-Ass: Listo para machacar» un resumen del cine más rompedor de los últimos años: de las referencias de esa gran túrmix cinéfila que es la filmografía de Quentin Tarantino a la actualización violenta y sin complejos de la iconografía del cómic de Frank Miller, pasando por las revisiones de las turbias relaciones entre los superhéroes y sus alter egos en la vida real («Watchmen», «El protegido»), y volviendo de nuevo a la adrenalítica muestra de la violencia que ya contuviera «Wanted (Se busca)» (Timur Bekmambetov, 2008). Todo ello, sumado y agitado con un estilo gamberro y supuestamente desmitificador que, sin embargo, termina repitiendo punto por punto el itinerario canónico del género, perdiendo perspectiva irónica según avanza el metraje y ofreciendo como resultado algo que innovar no innova, pero busca dar nuevos aires a un universo, el superheroico, que empieza a dar alguna que otra muestra de anquilosamiento.

Porque, en definitiva, esta historia de un joven pringado que se inventa un superhéroe para triunfar en Internet (lo que consigue, por esa extraña forma que tiene la red de conceder y quitar famas, a pesar de que sus supuestas heroicidades resulten bastante patéticas) no sorprende tanto como el forzamiento de la relación maestro-discípulo, mostrándonos a un padre (Nicolas Cage) que no duda en convertir a su hija en una perfecta máquina de matar. Todo muy de cómic, eso sí, con la sensación que dan las nuevas tecnologías de estar presenciando una versión en imagen real de los cartoons tradicionales, y con el acertado recurso a los nuevos canales de comunicación (redes sociales, Youtube, retransmisiones por Internet) como vía para conectar con el público natural de la propuesta.

«Kick-Ass: Listo para machacar» es una película entretenida, que se ve sin problemas (si uno no es alérgico al humor negro, el lenguaje subido de tono y las escenas violentas, eso sí), pero apenas escandaliza como le gustaría. En un momento en el que el recurso a lo explícito ha llegado, incluso, al reconocimiento crítico, haría falta más para convencernos de que nos encontramos ante algo verdaderamente vitriólico. Pero no es así: tenemos ante nosotros una película menos fresca de lo que debería, y que acaba además en tierra de nadie: si en un primer momento parece una crónica realista que pretende mostrar lo absurdo de muchos de los lugares comunes del mundo superheroico, en su parte final no sólo los asume, sino que los paladea con unas escenas estupendamente coreografiadas, espectaculares y que mejoran incluso a las de algunas propuestas recientes con mayores pretensiones.

Con un Mark Strong que parece decidido a limitar su talento componiendo uno más de sus retorcidos villanos con un punto de ironía, habrá quien considere que es, como mínimo, moralmente turbio el personaje de Hit-Girl, la niña a la que su padre dispara balas de verdad para entrenarla. Pero quien lo haga quizá, involuntariamente, esté otorgándole a la cinta una importancia mayor de la que probablemente tiene: la de poner en primer término los peligrosos vericuetos de un mundo, el de los superhéroes, que suele descansar en los instintos humanos más básicos (y eso sí que lo clavó a la perfección «Watchmen»). Y a quien esto firma, le hicieron más gracia las leves notas transgresoras del primer «Iron Man» (Jon Favreau, 2008) que el aluvión políticamente incorrecto que desprenden los fotogramas de la película de Matthew Vaughn. Lo que no quiere decir que no deje de sorprenderme que una propuesta como esta haya encontrado financiación; si Terry Gilliam hubiese firmado algunas de las escenas que aquí aparecen, a buen seguro que el coro indignado habría resonado con mayor fuerza.

Calificación: 5/10

En las imágenes: Escenas de «Kick-Ass: Listo para machacar» – Copyright © 2009 Marv Films y Plan B Entertainment. Fotos por Dan Smith. Distribuida en España por Universal Pictures International Spain. Todos los derechos reservados.

Continue Reading
Publicidad

Novedades destacadas

Guía de películas

A B C D E F G H I J K L M N O P Q R S T U V W X Y Z 1
Subir