Síguenos

«La cabaña en el bosque»: En el nombre del terror

Críticas

«La cabaña en el bosque»: En el nombre del terror

¿La película de terror más celebrada del año puede ser también la más bromista? Joss Whedon convencerá otra vez a fans ansiosos con una crítica dirigida a la pereza del género y un romántico y preciso poso fantástico.

La parodia y la crítica son terrenos resbaladizos en los que fácilmente su ejecutor termina salpicado por aquello contra lo que carga. Parte de la complicidad, sospechosamente unánime, que ha despertado “La cabaña en el bosque” (ver tráiler) brotaría de esas dos actitudes, que no géneros, practicados con mala leche. Lo paródico resulta inocuo para el público y, al margen de su destreza en conocimientos de terror cinematográfico, los lugares comunes que despedazan Drew Goddard y Joss Whedon pueden ser identificados por una amplia mayoría. El crítico, dedicado en numerosas ocasiones al ataque inclemente, reafirma en el propósito de director y productor un objetivo similar al suyo. No obstante, en ambos casos lo que sale mal parado termina obteniendo su parte de protagonismo.

Y en “La cabaña en el bosque” los tópicos maltrechos que Goddard y Whedon escogen con ánimo de doctor de laboratorio también se cobran, a lo largo de la historia, su utilidad eterna. Una crítica al abuso antes que al uso de los elementos del cine de horror, al paso de quien se conoce todos los giros y anticipa motivos antes de defraudar las malacostumbradas expectativas del espectador. La galería de personajes prototípicos, los sustos prefabricados y el comportamiento insistente e indestructible de los monstruos de turno son páginas de “Escoge tu propio camino”, al ritmo de un lector que se las sabe todas, que quiere recorrerlo todo y divertirse sin preocuparse por pasar miedo. Goddard no consigue asustar, aunque sus encuadres e iluminaciones sean idénticas a aquello que desmonta, y Whedon apuesta por una pirueta argumental que evoca el espíritu de la novela “American gods”, de Neil Gaiman —el propio autor ha reconocido su admiración por la película—.

La vocación de esta anti-cinta de horror, que al final termina siéndolo, es la esperanza por las raíces fantásticas del género, al que se han presentado durante años demasiados sacrificios de clichés y ecuaciones franquicieras. Entre esas ruinas no se propone una alternativa, como no sea el reflejo deforme que provoca risas y curvas inesperadas en una feria de espantos. Tras ese apellido con sonoridad de alto rango, Goddard reformula lo comercial en nuevo hype de autor con legiones de fans y no acólitos de sala de barrio, y apuesta por las combinaciones delirantes y aún por descubrir que cualquier estudiante de cine o seguidor del género conseguiría apuntar en una pizarra blanca.

Calificación: 8/10

Imágenes de “La cabaña en el bosque (The cabin in the woods)” © 2012 AFX Studios, Metro-Goldwyn-Mayer, Mutant Enemy y United Artists. Distribuida en España por Vértice Cine. Todos los derechos reservados.

Continue Reading
Subir