Inicio > Críticas de cine > “La daga de Rasputín”: Jesús Bonilla pierde...

“La daga de Rasputín”: Jesús Bonilla pierde el norte

Escrito por el 14.01.11 a las 16:35

FichaSinopsisCartelFotosPhotocallTráilerNoticias
Rueda de prensaEntrevistasPreviaCríticasComentarios

Aún nos estamos recuperando de 2010 cuando el cine español nos da la primera bofetada en la cara. Una película horrorosa, que esconde un mensaje de esperanza para la industria cinematográfica nacional: este año sólo puede ir a mejor.

Papeles (Jesús Bonilla), Araña (Antonio Molero) y Jacinto (Antonio Resines), tres ladrones de medio pelo y moral peregrina, andan tras la pista de uno de los más valiosos y poderosos objetos de la historia de la humanidad. Y vamos a acompañarles en la aventura. Por fin ─más de año y medio hace que pasamos por el rodaje y charlamos con el director─ llega a los cines “La daga de Rasputín”, la nueva película de Bonilla tras “El oro de Moscú” (2003), en la que ha vuelto a reunirse con parte de la tropa que formó parte de su debut como realizador y guionista. Desgraciadamente, si su estreno es motivo de alegría lo es solamente porque el camino que ha recorrido la producción llegará finalmente al circuito de salas, algo que por aquí no está nunca del todo asegurado; pero, artísticamente, la propuesta roza el bochorno.

Tras un prólogo más o menos bien presentado y articulado, la comedia que nos hace temer un 2011 pavoroso ─siempre habrá excepciones, el misterio es descubrir cuántas─ se precipita voluntariosamente a lucir una avalancha de despropósitos que no se salva ni en forma ni en fondo. Técnicamente nefasta ─curiosamente, lo más salvable es el trabajo del departamento de efectos digitales─, con el look trasnochado y crepuscular de un especial humorístico navideño de hace dos décadas, sin sostén posible desde un libreto horroroso, pueril y desfasado, “La daga de Rasputín” nutre su ingenio a partir de paseos de los protagonistas en calzoncillos, malentendidos lingüísticos de patio de colegio y chascarrillos sexuales y escatológicos ─que es lo que le gusta a la gente, como todo el mundo sabe─, sin que a nadie le importe la edición, el montaje, el sonido o el cuidado por el raccord, nimiedades en este arte de segunda que parece ser el cine en ocasiones.

Absolutamente freak desde algunas decisiones pretendidamente comerciales ─la participación del defenestrado Andrés Pajares es el mejor ejemplo─, la infamia monumental en que torna la historia a medida que avanza y retrocede a la vez se retroalimenta de su absoluta, imperfecta y gruesa falta de pretensiones por encima de hacerse con las subvenciones necesarias para sacar adelante este engendro. Con un Bonilla carente de tacto, un Molero perdido más allá de la caja tonta, un Resines entregado a la regresión infantil o una María Barranco desnortada en su chachismo lolailo ─de Carolina Bang mejor ni hablar─, poco puede hacer el observador por encontrar un asidero desde el que valorar la broma ─es lo que parece ser todo esto, en última instancia─ por mucha estima que se pueda tener a la troupe responsable del primer fiasco mayúsculo de la temporada. Por lo menos ha llegado pronto, y se olvidará rápido.

Calificación: 1/10

En las imágenes: Fotogramas de “La daga de Rasputín” © 2011 Enrique Cerezo y Telecinco Cinema. Distribuida en España por Warner Bros. Pictures International España. Todos los derechos reservados.

Escribe tu comentario

AVISO: Su publicación no es inmediata, los comentarios están sujetos a moderación. La opinión de cada comentarista es personal y no representa la de LaButaca.net.

(obligatorio)

(obligatorio; no se mostrará)



12 - onehet - 14:35 - 01.07.11

Me parece lamentable. Y pensar que estamos dando dinero público para estas cosas. En mi opinión “El oro de Moscu” estaba bastante entretenida, pero esta, es que ni la he visto acabar de lo mala que es.



11 - javi - 2:13 - 29.01.11

Solo viendo los comentarios, ya queda claro el porque la gente no quiere ver cine español. Salvo honrosas excepciones, el cine de nuestro pais es patético. Que no se preocupe Sinde por las descargas… a los suyos no les afecta mucho.



10 - DEIBIZ - 16:05 - 22.01.11

¿Como podemos ir a ver una pelicula de un tio que tiene esa pinta de bobo y borrico?
Como actor tiene su gracia (muy verticalizado en el papel de tonto / borrico), pero como guionista o director… joder.
Lo peor es que desde anoche (que vi la peli) creo que se me ha quedado mas cara de tonto que al propio bonilla.



9 - el choclo - 2:37 - 20.01.11

España (Tierra Hermosa) siempre ha hecho buen cine, ademas a parido directores como, Almodóvar, Amenabár, Alcoriza, Gutierrez Aragón, entre otros y tambien excelentes actores como Bardem, etc., por esta razón al ver esta pelicula no podia creer que era cine Español, como es posible haber hecho semejante rodaje que da una vergüenza y pena ajena por sus realizadores. Definitivamente no recomendable, no apta para personas de buen gusto cinematografico y lo digo con mucha propiedad, no representa para nada el cine Español. OLE…! Punto.



8 - jose - 0:24 - 18.01.11

una patata,lastima 14 euracos,tendria que haberme salido de la sala, pero aguanté por si a caso mejoraba a mitad de pelicula y me reia algo, nada recomendable¡¡



7 - Javier - 12:59 - 16.01.11

¡¡Joder!!! qué timo de película…¡¡¡Qué mierda!!! qué estafa¡¡¡¡



6 - Guillermo - 3:46 - 16.01.11

Totalmente de acuerdo con la crítica: una pérdida de tiempo. Una total estafa. Nada recomendable.



5 - HARTIGAN - 21:12 - 15.01.11

Es una obra maestra en mi vida habia visto a un actor hacer una interpretacion como la de resines en esta pelicula.. es un camaleon es increible como se transforma a la hora de actuar solo robert de niro se le acerca en toro salvaje o despertares pero vamos que no ahi comparacion posible , Resines haciendo de niño eso solo vale una entrada



4 - josu - 21:09 - 15.01.11

Bueno…es imposible no coincidir con el descontento general. Pero por sacar algo positivo y jocoso, quisiera felicitar a Alex de la Iglesia por su relacion con Carolina Bang. Con semejante gachi, yo tambien me apunto a la dieta del cucurucho.



3 - Monicaco - 12:55 - 15.01.11

Los efectos digitales son igual de nefastos que el resto de la producción: chromas sin ajustar, helicópteros que parecen de juguete, fondos digitales que temblequean…
Los efectos especiales de maquillaje (que pueden parecer digitales, pero no lo son) SI están a la altura de una producción profesional: la oreja cortada del ruso, los pues deformes de Resines o la réplica de la momia de Lenin.
Enhorabuena a su creador que, por lo que vi, ni siquiera aparece en créditos.



2 - juan - 10:21 - 15.01.11

Lo peor que he visto en mucho tiempo.Vamos que mas que ganas de reír me entraron ganas de llorar.



1 - luis - 17:36 - 14.01.11

¿Bonilla tuvo alguna vez brujula?




   "Lucy": Skynet Johansson
   "Guardianes de la Galaxia": El universo de Mar...
   "Los mercenarios 3": Mañana, sol. Y buen tiemp...
   "Transformers: La Era de la Extinción"... de M...
   "Filth": ¡Escoria! ¡Escoria! ¡Escoria!
   "Guardianes de la Galaxia": Awesome Mix Volume 1
   "Infiltrados en la universidad": En primera lí...
   "Cómo entrenar a tu dragón 2": Un vasto mundo
   "Sharknado 2: The second one". Cabalgando sobr...
   "El protector (Homefront)": Con la gorra bien ...
   "Cómo entrenar a tu dragón 2": El viento a fav...
   "Vampire Academy": ¡Me quedo con "Crepúsculo"!
Síguenos en Facebook

Síguenos en Twitter


 
Mapa del sitio Más secciones Archivo de películas Facebook  Twitter  Google+  RSS
Nube de tags:  lucy | guardianes de la galaxia | los mercenarios 3 | transformers 4 | chef | como entrenar a tu dragon 2 | el amanecer del planeta de los simios

© LABUTACA.NET - Avda. Jacarandas, 2, 722 - 46100 Burjassot, Valencia, España - Telf.: 96 375 58 22 - E-mail: redaccion@labutaca.net
Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Prohibida la reproducción de los contenidos de este sitio sin consentimiento expreso de sus propietarios. Todos los derechos reservados.