Síguenos

«La decisión de Anne»: Vida, muerte, familia

Críticas

«La decisión de Anne»: Vida, muerte, familia

FichaCartelFotosSinopsisTráilerClipsPreviaCríticasNoticias

Lacrimógeno melodrama de Nick Cassavetes que apunta inicialmente en una dirección polémica pero se desarrolla sin ahondar en temas agrios y litigantes. Una propuesta que invita a llorar sin parar.

Anne (Abigail Breslin) fue concebida in vitro, diseñada genéticamente para poder ayudar a Kate (Sofia Vassilieva), enferma de leucemia. Es, literalmente y hasta límites peligrosamente vitales, la guardiana de su hermana, traducción de “My sister´s keeper”, novela original de Jodi Picoult que Nick Cassavetes ha adaptado a la pantalla grande y que en nuestro país, tan proclive a los rebautizos, recibimos como “La decisión de Anne”. Una denominación más directa, que apunta concisamente al instante en el que la muchacha resuelve dejar de asistir a la enferma en todo lo que necesite médicamente, solicitando mediante demanda judicial la independencia de su cuerpo respecto de las obligaciones que le requieren sus padres, tutores legales de ambas niñas al ser menores de edad.

La decision de Anne-jose-1

El director vuelve a ahondar, como es habitual en su filmografía, en temáticas que mucho tienen que ver con la condición humana, con la dignidad, con el amor de aquellos que tenemos más cerca y que más se preocupan por nosotros. El atractivo punto de partida dibuja una situación harto compleja de sostener en cualquier hogar, la concepción de un hijo como herramienta de incierta salvación de otro, proyección impulsada por el ímpetu salvaje e inquebrantable de una madre (coherente y visceral Cameron Diaz) dispuesta a olvidar el mundo entero con tal de garantizar un día más, un halo de esperanza para su hija moribunda; ello implica, queda claro desde el primer momento, no tener en cuenta los deseos de nadie más, en un ejemplo de furor materno radical y tendente a lo irrealizable. Por otra parte, es este el gran anclaje de confusión de la película, que transita por temas tan acres como polémicos de modo un tanto superficial, sin despertar debates ni disquisiciones morales combativas, lo que puede contrariar un tanto por lo intrincadamente espinoso de su premisa inicial.

La decision de Anne-jose-2

La disgregación de los puntos de vista de todos los integrantes de la historia garantiza una sostenida fluidez narrativa que ayuda a diseminar una sensibilidad poderosa y profunda, a pesar de lo extremo e incluso oportunista que puede resultar el conjunto de personajes, que sufren circunstancias tormentosas en todos los casos. Limpia en su presentación, de recorrido dramático grueso y ampliamente comercial en su intento de agitar los lacrimales del respetable, “La decisión de Anne” se estanca (en lo argumental, que no en lo emocional) a medida que avanza y abandona su litigante proposición inicial para centrarse en el vórtice mismo del dolor de los que rodean a Kate; apoyada en los rostros de un elenco amplio y conjuntado, equilibrado en un honesto Jason Patric, un simpático Alec Baldwin o una necesaria Heather Wahlquist, la historia, progresivamente, se entrega a subrayar que la felicidad es muchas veces fachada forzosa, presa de situaciones no por improbables menos ciertas. Y de manera constante, recibe el espectador oleadas de candor y soberanos bofetones de realidad muchas veces con el corazón encogido, emocionado y sobrecogido ante un innegablemente efectista canto a lo inquebrantable del espíritu a las puertas de la muerte.

Calificación: 6/10

En las imágenes: Fotogramas de “La decisión de Anne” © 2009 Mark Johnson Productions, Curmudgeon Films y Scott L. Goldman. Distribuida en España por TriPictures. Todos los derechos reservados.

Continue Reading
Subir