Síguenos

«La guerra de los botones»: ¡Viva Longeverne!

Críticas

«La guerra de los botones»: ¡Viva Longeverne!

Nueva adaptación cinematográfica de la popularísima novela de Louis Pergaud, ambientada en esta ocasión en las postrimerías de la Segunda Guerra Mundial. Una propuesta bien elaborada en lo técnico y lo interpretativo, de lo más agradable.

1944. Francia resiste los últimos coletazos de la ocupación alemana a la espera de la llegada de los Aliados. En la campiña gala, los chavales de los pequeños pueblos de Velrans y Longeverne libran su particular batalla… Christophe Barratier, responsable de la exitosísima “Los chicos del coro” (2004), dirige “La guerra de los botones” (ver tráiler), nueva adaptación cinematográfica ─la primera corrió a cargo de Yves Robert en 1962─ de la novela de Louis Pergaud publicada en 1912 y que sitúa ahora su contexto en los tiempos de Vichy y Pétain. El resultado es una nueva muestra del saber hacer artístico de nuestros vecinos del norte y otra demostración más de la envidiable buena conexión que tienen con su público, con más de tres millones de espectadores acumulados.

«Esta es una victoria a la griega». Para contar una historia de dos mundos que corren paralelos, el de los muchachos y sus padres, cuyas concordancias se desarrollan de manera más o menos consciente para unos y otros, el cineasta opta por un abierto tono de fábula amable salpicada de tragedia y tensiones contenidas: una medida dirección artística, una banda sonora de ecos entre lo grandilocuente y lo pizpireto, un montaje claro y abierto, con una fotografía que resalta y eleva el colorido del entorno que enmarca la historia… elementos todos ellos que abrazan un consciente equilibrio entre comedia, drama y romance en un momento histórico en el que lo terrible estaba a punto de dar paso a un ansiado periodo de estabilidad y esperanza.

El tono funciona aún a pesar de un desarrollo evidente y de ciertas trampas que Barratier coloca a lo largo de un metraje que puede cargar en ocasiones, precisamente por la florida sencillez de su desarrollo. Eso sí, el realizador se subraya como un buen director de actores jóvenes, como demuestra la labor del amplio elenco infantil y adolescente, con mención especial para la pareja formada por Jean Texier e Ilona Bachelier, que sostiene buena parte de la película sobre sus hombros; en cuanto a los adultos, Guillaume Canet está muy bien, Kad Merad está grande, como siempre ─el dominio de la gestualidad y el espacio que demuestra en cada trabajo es espléndido─, y Laetitia Casta luce como flor perenne en un acertado plano secundario. Suficiente para pasar un rato de lo más agradable.

Calificación: 6/10

Imágenes de “La guerra de los botones”, película distribuida en España por Alta Classics © 2011 La Petite Reine, TF. Films Production, Studio 37, Mars Films y Logline Studios. Todos los derechos reservados.

Continue Reading
Subir