Síguenos

«La invención de Hugo»: El origen de los sueños

Críticas

«La invención de Hugo»: El origen de los sueños

Apabullante homenaje de Martin Scorsese al nacimiento del Cine, este Arte que tanto amamos como maquinaria generadora de sueños. Un tremendo, emocionante viaje del que lamentablemente hay que volver cuando finaliza la proyección.

Hugo (Asa Butterfield), un muchacho prácticamente huérfano, vive en las entrañas de una estación de trenes de París. Trata de arreglar un autómata, único recuerdo que conserva de su padre (Jude Law). “La invención de Hugo” (ver tráiler), adaptación de la novela de Brian Selznick a cargo de ese genio indiscutible que es Martin Scorsese, se ha convertido en la principal favorita de cara a los inminentes premios de la Academia de Hollywood, con once nominaciones que la colocan al frente de todas las apuestas. Una vez gozada, no podemos sino reconocer que estamos totalmente rendidos ante la que puede que sea ─corregidme si me equivoco─ la primera superproducción de autor de la Historia de este Arte que tanto amamos. 170 millones de dólares de un presupuesto que luce cada céntimo. 

«El tiempo lo es todo. Todo». La película es, sencillamente, un hondísimo, sentido, lúcido y valiente homenaje a los orígenes del cine y su materialización como maquinaria generadora de sueños. La capacidad del director para articular este gigantesco armatoste destinado a invitarnos a volar a un mundo casi olvidado por la mayoría del público es realmente impactante, por su maravilloso sentido visual y por el coraje que demuestra al sostener un ritmo que en ocasiones roza el estancamiento, arriesgándose a que el fondo trabe la forma de un conjunto que acumula guiños y referencias articulados en un imaginativo y casi ingenuo delirio ─emocionante en grado sumo, pero delirio─ sensorial. Una delicia para cinéfilos empedernidos, para neófitos, para pequeños y mayores, para todos.

Con una dirección artística apabullante, una banda sonora casi constante y perfecta ─enorme Howard Shore─, una fotografía deliciosa y un montaje a veces difícil de creer por su planificación, “La invención de Hugo” regala dos horas de magia en estado puro en las que, entre otras cosas, podemos deslumbrarnos ante el mejor homenaje jamás rodado a la llegada del tren a la estación de la villa de Ciotat, un increíble paseo por los tiempos de Méliès de la mano de un arrebatador Ben Kingsley o rememorar los aromas del cine de Chaplin en la relación del joven protagonista con un espectacular Sacha Baron Cohen. Y además en un estupendo 3D, herramienta ya prácticamente desvirtuada por su abuso comercial pero que en realidad nació con la intención de garantizar que la fantasía nos envolviera completamente en la oscuridad de una sala de proyección. Tremendo. Un regalo. Y con Christopher Lee. Uf.

Calificación: 10/10


Imágenes de “La invención de Hugo”, película distribuida en España por Paramount Pictures Spain © 2011 GK Films y Infinitum Nihil. Todos los derechos reservados.

Continue Reading
Publicidad

Novedades destacadas

Guía de películas

A B C D E F G H I J K L M N O P Q R S T U V W X Y Z 1
Subir