Síguenos

«La jungla: Un buen día para morir», resaca sin gloria

Críticas

«La jungla: Un buen día para morir», resaca sin gloria

«La jungla: Un buen día para morir» es la más floja de las cinco películas de la saga. Una secuela desganada, que ha perdido parte de la esencia original de la franquicia y en la que vemos a un Bruce Willis apagado. 

Llegados a una quinta entrega, el sentido industrial de la secuela se impone a su espíritu fundacional. Tras cuatro películas, la saga «Jungla de cristal» ha llegado al punto de explotación que no contempla los rasgos genuinos que hicieron de la película de John McTiernan cumbre del género. «La jungla: Un buen día para morir» (ver tráiler y escenas) ha perdido parte de la esencia que motivó la existencia de sus hermanas mayores: fundamentalmente, en el guion de Skip Woods desaparece el humor socarrón que hacía más divertidas las sufridas odiseas de John McClane, la réplica ingeniosa que aún en «La jungla 4.0» (Len Wiseman, 2007) sacaba al villano de turno de sus casillas. En esta nueva incursión, el diálogo lleva la impronta desaborida de la cinta barata de acción, lista para ser despachada en horarios televisivos poco agradecidos.

Bruce Willis y Jai Courtney en La jungla 5

Dirigida por John Moore, un realizador cuyo rasgo más definitorio quizá sea una intensidad empeñada en disimular su impersonalidad, ni el cambio a un escenario forzosamente extraño para McClane —una Rusia hostil y resacosa del desastre nuclear—  ni la introducción de su hijo —funcional Jai Courtney— como posible relevo generacional y fuente de tribulaciones paterno-filiales dan nueva vida a una saga que en su anterior episodio ya presentaba serias dificultades para igualar la personalidad de McTiernan. Si aún Wiseman conseguía recuperar algo del héroe en medio del derrumbe social ligado al colapso informático, Moore diluye lo que queda de él —es el Bruce Willis más apagado de las cinco películas— en un contexto más prometedor sobre el papel que en la pantalla. La desgana, en fin, es la nota general y lo memorable es lo ausente en una secuela que pareciera un temprano borrador de cualquiera de las anteriores, en el que ni siquiera el aliciente dramático de las negociaciones emocionales entre padre e hijo rescata al conjunto de la indolencia.

Jai Courtney en La jungla 5

Pese a todo, a Moore cabe reconocerle brío para la acción, aun a costa de la trama más endeble y menos estimulante de la franquicia. En medio de un relato desangelado,  se abre paso alguna set piece que quiere destacar con fuerza propia —la espectacular persecución en las calles de Moscú, el delirio en la secuencia de los andamios—, pero la sensación que deja la cinta tras su explosivo final en Chernobyl es la de haber asistido a una cara B del canon McClane, en la que el nivel de exigencia ha quedado reducido a decepcionantes mínimos.

Calificación: 5/10

La jungla de cristal 5 imagen 2 La jungla de cristal 5 imagen 2 La jungla de cristal 5 imagen 3 La jungla de cristal 5 imagen 4 La jungla de cristal 5 imagen 5 La jungla de cristal 5 imagen 6 La jungla de cristal 5 imagen 7
La jungla de cristal 5 imagen 8 La jungla de cristal 5 imagen 9 La jungla de cristal 5 imagen 10 La jungla de cristal 5 imagen 11 La jungla de cristal 5 imagen 12 La jungla de cristal 5 imagen 13 La jungla de cristal 5 imagen 14

Imágenes de “La jungla: Un buen día para morir”, película distribuida en España por Hispano Foxfilm © 2013 Twentieth Century Fox. Todos los derechos reservados.

Continue Reading
Publicidad

Novedades destacadas

Subir