Síguenos

«La matanza de Texas 3D» : La sierra siempre será la familia

Críticas

«La matanza de Texas 3D» : La sierra siempre será la familia

Secuela del clásico impepinable de Tobe Hooper, aquí productor ejecutivo, que se valora más desde el cariño que desde sus virtudes artísticas. Arranca bien, pero rápidamente se convierte en el típico slasher de guapos y guapas tratando de sobrevivir al Mal.

Heather (Alexandra Daddario) ha heredado de una tía que no conocía. Le ha dejado una casa en Newt, un pequeño pueblecito de Texas. Así que allá va, en compañía de su chico (Trey Songz) y un par de colegas (Tania Raymonde y Keram Malicki-Sánchez). Y es Halloween. Ya es casualidad. Michael Bay se cansó de jugar con Leatherface porque no le resultaba demasiado rentable, así que ahora la pelota la tiene Avi Lerner, que trata de exprimir a la mole enmascarada con “La matanza de Texas 3D” (ver tráiler), secuela que arranca donde lo dejó el impepinable clásico dirigido en 1974 por Tobe Hooper, aquí productor ejecutivo junto a Kim Henkel. La valoramos casi más desde el cariño que desde sus virtudes.

Alexandra Daddario en "La matanza de Texas 3D"

«Nadie escapa a la justicia bíblica». Tras un prólogo bastante curioso e interesante, la película, basada en una historia de Adam Marcus ─otro viejo conocido─, Debra Sullivan y Stephen Susco, se convierte en el habitual slasher de serie B con una panda de guapazos y guapazas ─la inclusión del quinto elemento (Shaun Sipos) es muy simpática─ huyendo de la sierra mecánica del hombretón oculto detrás de la bodega desde hace décadas. La línea argumental, que en principio parece querer acercarse al enfoque crudo del revitalizador Rob Zombie ─no lo consigue─, coge de aquí y de allá para pergeñar un mejunje de venganzas y vergüenzas, secretos cochinos y una apuesta por el traspaso genético del Mal.

Fotograma de "La matanza de Texas 3D"

Pero este nuevo viaje a Texas poco tiene que ver con la crudeza animal y técnicamente salvaje de su antecesora, en una propuesta filmada por un John Luessenhop que presenta un trabajo sin pena ni gloria salpicado por molestas secuencias orquestadas para el dichoso efecto tridimensional. Hay algo de charcutería made in Nicotero & Berger, aunque no demasiada ─es increíble cómo el original se sigue recordando en el imaginario colectivo como un festival de hemoglobina y vísceras─, y de la pandilla de protagonistas, elegida evidentemente por su físico y no por sus cualidades interpretativas, poco se puede decir, ni bueno ni malo. Hay un cameo de Gunnar Hansen, ojo. Se ve y apetece ver la original. Eso es muy bonito.

Calificación: 5/10

Imágenes de “La matanza de Texas 3D” © 2013 Lionsgate, Nu Image y Twisted Pictures. Todos los derechos reservados.

Continue Reading
Publicidad

Novedades destacadas

Guía de películas

A B C D E F G H I J K L M N O P Q R S T U V W X Y Z 1
Subir