Síguenos

Críticas

«La niñera mágica y el Big Bang»: Cinco nuevas lecciones

FichaCartelFotosSinopsisTráilerPreviaCríticasEntrevistas
PhotocallNoticiasComentarios

Una secuela que potencia las virtudes de la primera entrega, con Emma Thompson impartiendo lecciones a base de magia y buen humor. Estupenda propuesta familiar, punto y seguido de una franquicia que no baja el ritmo.

La señora Green (Maggie Gyllenhaal) afirma tenerlo todo bajo control, pero no es así. Con su marido (Ewan McGregor) en el frente, trata de dominar a sus hijos, dirigir la granja y trabajar en la ciudad, sumida su existencia en un caos constante y agotador. Cuando recibe la visita de sus sobrinos, toca fondo. Menos mal que Nanny McPhee (Emma Thompson), siempre atenta a los hogares necesitados de una buena dosis de control y disciplina, entrará en escena para echar una mano. Cinco años después de la satisfactoria primera entrega, llega “La niñera mágica y el Big Bang”, nueva recreación ─que no ya adaptación, porque el desarrollo es totalmente ajeno a los cuentos originales─ de la obra de Christianna Brand de mano de Emma Thompson, que se encarga también del guión y la producción de la película. El resultado es, una vez más, notable.

Ajena a los voraces ímpetus mercantilistas que pretenden reventar taquillas a la sombra del dichoso Harry Potter, el film potencia las virtudes de su predecesora, fiel a su esencia familiar pero sin abandonar una vez más el sedimento trágico de un hogar roto por dolorosas circunstancias. Si Colin Firth lidiaba por sacar adelante una familia que había perdido el componente materno a consecuencia de los peligros de una pretérita sala de partos, ahora es Maggie Gyllenhaal el pilar de un clan huérfano de padre, desaparecido en lo que se ambienta ─pero no se confirma─ como la Segunda Guerra Mundial, conflagración alejada de la alegre, colorida y mansa campiña inglesa; de este dolor global deriva la comicidad de una sociedad de mujeres, en la que los pocos varones que permanecen alejados de la lucha lo hacen por su edad o por su cobardía (fantástico, payasamente maquiavélico Rhys Ifans).

Las cinco nuevas lecciones que imparte la equilibradamente grotesca McPhee recaen sobre un elenco infantil progresivamente adorable, como se le presupone, que salva con holgura el cargar con el peso de la trama gracias a la compensada labor de dirección de Susanna White, solvente cineasta forjada a fuego en la pequeña pantalla ─suyo es gran parte del éxito de la multipremiada “Generation Kill”─. Con la inestimable colaboración del vivaz libreto firmado por Thompson, la realizadora presenta una narración ágil y divertida, en la que los acontecimientos se suceden con celeridad en una fábula que invita a la imaginación sin abusar de efectismos ni artimañas digitales. Los Green salvan constantes adversidades a golpe de bastón, a la caza del amor familiar y del aprendizaje forzoso pero agradable de las más básicas normas de convivencia, encaminados todos a una eclosión emocional de ciclópeas dimensiones que dibuja cómodas y encantadas sonrisas en un palco sobradamente satisfecho.

Calificación: 7/10

En las imágenes: Fotogramas de “La niñera mágica y el Big Bang” © 2009 Universal Pictures, Working Title Films, Three Strange Angels y Studio Canal. Distribuida en España por Universal Pictures International Spain. Todos los derechos reservados.

Continue Reading
Publicidad

Novedades destacadas

Guía de películas

A B C D E F G H I J K L M N O P Q R S T U V W X Y Z 1
Subir