“La noche más oscura (Zero dark thirty)”: Gestionando el odio

Por José Arce | LaButaca.net | 10 diciembre 2012

Tremendo thriller que confirma una vez más el inagotable potencial de Kathryn Bigelow. Una película ajena a lo que no sea su propio discurso, que versa sobre la gestión política del odio y sus consecuencias individuales y globales.   

Maya (Jessica Chastain ), joven agente de la CIA poco experimentada sobre el terreno, llega a Pakistán tras los atentados de las Torres Gemelas para colaborar en la caza de los responsables principales de Al Qaeda, con Osama Bin Laden como objetivo primordial. Kathryn Bigelow despliega de manera ¿definitiva? su tremendo e inagotable potencial tras las cámaras con “La noche más oscura (Zero dark thirty)”   (ver tráiler ), brillante y mastodóntico reflejo cinematográfico de la obsesivamente convulsa década de apertura del siglo XXI para los miembros de las fuerzas de seguridad de traje y corbata norteamericanos. En líneas generales, todos sabemos lo que pasó; ahora lo veremos desde dentro. Y conocer los acontecimientos no resta un ápice de emoción, terror y estupor a lo que vamos a ver.

«Si estás en lo cierto, todo el mundo querrá participar. Mantente firme». Tú y yo, lector, estamos al margen del odio que provoca, por los motivos que se quiera, que se perpetren atrocidades como los atentados del 11-S. No somos ajenos a él, pero estamos al margen. Porque consideramos que todos los seres humanos son iguales, así que no somos más que víctimas potenciales de la tensión existente entre ambos extremos de la cuerda del poder. Lo que la cineasta muestra en la película es la gestión política de ese odio por parte de quien tiene acceso a recursos ilimitados destinados a finiquitar una cuestión tras otra, a la espera del siguiente problema. Y lo hace con un tono que casi podría considerarse de documental periodístico, frío, aséptico, denso, tan sólo sujeto a su propia moralidad. No hay principio ni fin.

Técnicamente la producción es impecable, ejecutada con una maestría inquebrantable y sin ceder un ápice en sus (escasos) picos de acción, que pasa de mostrar las torturas de la CIA a convertirse en un thriller de despachos en un árido laberinto global culminado en un asalto pasmoso en su puesta en escena; la propia sequedad que respira la omnipotencia del discurso de la realizadora aúna la humanidad progresiva y parcialmente diluida de la figura protagonista ─fantástica Jessica Chastain─ y la voraz mala leche de elecciones de casting como el colocar a James Gandolfini al frente de la Agencia o exprimir una inusitada flema yanqui del siempre genial Mark Strong . Una joya tan ruda como su propio contenido, tan despiadada como la falta de consideración que los gestores del odio tienen con nosotros. La noche más oscura no acaba nunca.

Calificación: 9/10


    Source URL: http://www.labutaca.net/criticas/la-noche-mas-oscura-zero-dark-thirty-gestionando-el-odio/