Síguenos

«La noche que no acaba»: Tu rostro

Críticas

«La noche que no acaba»: Tu rostro

Ficha película La noche que no acabaSinopsis La noche que no acabaCartel La noche que no acabaCríticas La noche que no acabaComentarios La noche que no acaba

Isaki Lacuesta recupera y rememora la relación entre Ava Gardner y España, en un exhaustivo trabajo documental que fascina inevitablemente desde la contemplación del rostro del animal más bello del mundo.

Ava Gardner viajó a España para el rodaje de “Pandora y el holandés errante”, dirigida por Albert Lewin en 1951. Y el mito se enamoró de nuestra tierra. Ha pasado medio siglo, e Isaki Lacuesta presenta ahora “La noche que no acaba”, documental que recupera y compila abundante e interesante información acerca de la relación entre uno de los iconos imperturbables del séptimo arte y un país que conoció cuando aún latía bajo el férreo yugo del franquismo, para ella y otros tantos tótems extranjeros casi inadvertido desde su posición. Tras las buenas sensaciones de la ficción de “Los condenados”, el cineasta regresa al campo de la realidad recordada con un trabajo que fascina obligadamente desde la contemplación de su hipnótica figura protagonista.

«Me gusta España porque tiene los mismos defectos que yo». La narración arranca en Tossa de Mar, posiblemente el menos andaluz de todos los pueblos catalanes, que aún hoy, a través de los testimonios de quienes vivieron la filmación de “Pandora”, se agita con el recuerdo de la actriz. Y son precisamente esas palabras y rostros los que van a impulsar la narración y el ritmo de la película, los recuerdos vívidos de quienes convivieron con ella, se cruzaron con ella en algún instante o la doblaron en alguna escena que requería un especial nivel de suntuosa carnosidad. De las evocaciones de estas personas anónimas nace el humor, la tristeza o la melancolía que inspira un rostro, analizado una y otra vez por el ojo de Lacuesta, que domina una obra exhaustiva y no exenta de crítica mordacidad.

Y es que el director confronta el mercadeo humano del Hollywood de la época ─dejar de ser unas piernas para ser una cara en la pantalla grande no era cosa fácil para una mujer─ con el bullicio nocturno de una España apabullantemente retrasada en su desarrollo social respecto del amigo americano; aquí, Ava Gardner encontró la pasión y la diversión que necesitaba, y aquí amó y se dejó amar ante la pasmada mirada de una sociedad a la que arrolló con su carisma y temperamento. Un talento vibrante que encuentra un reflejo brioso en el elaborado y nutrido montaje que luce “La noche que no acaba”, una edición que a veces pierde un tanto el norte en su politización, pero que consigue mantener la atención del observador sin aburrir ni distraerse demasiado de su objetivo, que no es otro que recordar que aquí, hace mucho tiempo, encontró la felicidad el animal más bello del mundo.

Calificación: 7/10

Imágenes de la película documental “La noche que no acaba” © 2010 Turner Broadcasting System España. Todos los derechos reservados.

Continue Reading
Publicidad

Novedades destacadas

Guía de películas

A B C D E F G H I J K L M N O P Q R S T U V W X Y Z 1
Subir