Síguenos

«La proposición»: Amor, familia y humor en Alaska

Críticas

«La proposición»: Amor, familia y humor en Alaska

Sandra Bullock regresa a los conocidos campos de la comedia romántica, con una historia que se distancia de otras tantas similares en argumento en sus alegres concesiones a un humor ligeramente más socarrón de lo habitual.

Margaret Tate (Sandra Bullock) es una férrea agente editorial de Nueva York. Independiente, dura, implacable, se apoya laboralmente en su secretario, Andrew (Ryan Reynolds), solícito, servil y aspirante a escritor. Cuando ella es amenazada con la deportación por no actualizar sus papeles para residir en los Estados Unidos, encontrará una solución tan desesperada como inesperada: contraer un matrimonio de conveniencia con su ayudante. Así, viajarán a la localidad natal de éste, un recoleto pueblecito de Alaska, para conocer a su adorable familia, en un encuentro que cambiará sus vidas para siempre. “La proposición” marca un nuevo intento de la titubeante estrella femenina de regresar al candelero tras unos años en los que el aroma del éxito parece haberle dado la espalda; para la tentativa, nada mejor que una comedia romántica, género al que siempre será asociada a pesar de haber tocado a lo largo de su carrera los más diversos campos cinematográficos con resultados tan diversos como mayormente insatisfactorios, intrascendentes cuanto menos.

la-proposicion-jose-1.jpg

Si bien la realizadora Anne Fletcher no arriesga en exceso a la hora de apartarse de los cauces por los que ha de fluir una propuesta de estas características, en innegable que su labor se beneficia considerablemente de un guión firmado por Pete Chiarelli  en el que se pretende la convivencia ─sana y agradecida en este caso─ entre los más diversos tipos de humor admisibles en una película de este calado. Es cierto que todo es previsible y que los personajes quedan desdibujados desde el mismo instante en que son presentados, por la acumulación de tópicos que atesoran y por la obviedad de los chascarrillos derivados del choque fortuito entre sus caracteres y actitudes; pero, al menos, la insumisión a la melosidad y la inclusión de roles como el de Ramone (Oscar Nuñez, otro talento extraído de la versión americana de “The office”) garantizan una saludable vía de escape más burlesca ─inocentemente escatológica, incluso─ al habitual gracejo soso e insustancial que suele regalar un film en el que no nos van a contar nada nuevo, porque todos sabemos ya que el amor está en el aire y triunfará, tarde o temprano.

la-proposicion-jose-2.jpg

Abundante en tiempos muertos, presidida por una omnipresente y por momentos irritante banda sonora repleta de pícaros soniquetes anticipativos, la trama discurre con mansa serenidad a la espera de que la pareja central, que destila una química suficiente como para sostener la historia, deshoje la margarita sentimental después de que ambos inicien un espontáneo e “inesperado” viaje hacia el autodescubrimiento común e individual. Casi todo es del color de rosa que tanto gusta al público al que “La proposición” va dirigida, de suerte que la cinta satisfará de modo suficiente y placentero las necesidades de un palco que pretenda poco, más allá de comprobar nuevamente como todo es posible en este impersonal mundo nuestro. Cupido vuelve a lanzar sus flechas con acierto comercial, alegrando con un poco de azúcar esa píldora que tanto le gusta darnos.

Calificación: 6/10

En las imágenes: Fotogramas de “La proposición” © 2009 Touchstone Pictures y Mandeville Films. Fotos por Kerry Hayes y Sam Emerson. Distribuida en España por Walt Disney Studios Motion Pictures Spain. Todos los derechos reservados.

Continue Reading
Publicidad

Novedades destacadas

Guía de películas

A B C D E F G H I J K L M N O P Q R S T U V W X Y Z 1
Subir