Síguenos

«La Venus de las pieles»: Toda una profesional

Críticas

«La Venus de las pieles»: Toda una profesional

Roman Polanski se lanza a un texto tan clásico como polémico acompañado de tan sólo dos actores y un escenario embriagador. Una película turbulenta, sórdida, inquietante, desde luego; pero también divertida, amena y en ocasiones rayana en lo hilarante. 

Thomas (Mathieu Amalric) empieza a estar cansado de no encontrar a la actriz que necesita para su obra. Y entonces llega Vanda (Emmanuelle Seigner), la que parece la candidata menos indicada para el papel. Roman Polanski retoma las pautas estructurales de “Un dios salvaje” (2011) ─plano de entrada, desarrollo en un solo espacio interior, plano de salida─ en “La Venus de las pieles”, adaptación de la pieza de David Ives a partir de la novela de Leopold von Sacher-Masoch, padre del término masoquismo, escrita en 1870 y trasladada ya en varias ocasiones al cine, teatro y cómic. El resultado es similar, ya que no se trata de un trabajo despampanante, pero sí verdaderamente sugerente y divertido.

Mathieu Amalric en "La Venus de las pieles"

«Haz conmigo lo que quieras». Cien por cien polanskiana en su acumulación de obsesiones, perversiones y elegancias clasicistas propias del cineasta, la miniodisea ─poco más de noventa minutos─ del hombre que se descubre a sí mismo abandonándose a una Mujer definitiva ─que para él es todas y es ninguna al tiempo─ inquieta, seduce, pervierte la mirada del observador con su juego de dominación más allá de lo físico, de lo sexual. Atrapado junto a la pareja central, el espectador no puede dejar de mirar, mecido por la violencia contenida de lo que sucede y por un espectro técnico delicado ─lo garantizan habituales del cineasta como Alexandre Desplat, Pawel Edelman, Hervé de Luze o Margot Meynier─ y extravagante por igual.

Mathieu Amalric y Emmanuelle Seigner en "La Venus de las pieles"

Si es cierto que el material de base es lo suficientemente jugoso, lo que consigue marcar la diferencia en la película es la eterna, enigmática, oscura y jovial belleza de Emmanuelle Seigner. Dentro del texto, fuera del texto, interlineada e intercomunicada consigo misma, se luce como una verdadera Venus candorosa y terrible, castrante y poderosamente embriagadora. Amalric se deja llevar por su fuerza, sin que ceda diferencias a medida que pasa de autor ─de adaptador, más bien─ a protagonista en primera persona de una esclavitud cárnica y emocional que parece atenazar a su rol desde mucho antes de que arranque este teatro de la vida y de la muerte. Y en París no deja de llover.

Calificación: 7/10

Imágenes de “La Venus de las pieles” © 2013 RP Productions, Monolith Films. Todos los derechos reservados.

Continue Reading
Publicidad

Novedades destacadas

Guía de películas

A B C D E F G H I J K L M N O P Q R S T U V W X Y Z 1
Subir