Síguenos

“La visita”: Terror senil

Críticas

“La visita”: Terror senil

M. Night Shyamalan sigue sin recuperar el norte de su carrera aun volviendo a presupuestos apretados y temáticas que le son afines con este flojo castillo de naipes escaso de ideas y trampas ya vistas. Comedieta chufa, terrorcillo de medio pelo.

Becca (Olivia DeJonge) y Tyler (Ed Oxenbould) no conocen a sus abuelos maternos (Deanna Dunagan y Peter McRobbie). Pues los van a conocer. M. Night Shyamalan sigue completando su círculo artístico-industrial: después de años de buen cine de bajo presupuesto, la sombra de Hollywood se alargó tanto que tuvo que saltar al mal cine de gran presupuesto -uno se acostumbra a un ritmo de vida que…-, y como la cosa no salió nada bien, ahora, con “La visita”, se centra en mal cine de bajo presupuesto -lo primero es lamentable; lo segundo, evidente con la carrera que lleva-. La tele tampoco ha sido lo suyo –pobre Matt Dillon-, así que ahora toca… buen cine de gran presupuesto, ¿no? A ver qué pasa.

La visita

«Nos quedaremos una semana». La película resulta más o menos interesante por su esencia malévola, al menos durante su arranque, entre lo cómico y lo sugerentemente inquietante. Un buen montaje ayuda, desde luego. Pero poco a poco -esto es, rápidamente: apenas supera los noventa minutos- el conjunto se desvela como una chufla sin ideas, que bien podía tratarse de la opera prima de algún subalterno de Jason Blum, aquí productor; comedieta chusca, terrorcillo de segunda, la flojera técnica progresiva camina hacia un giro final de pedorreta -¿en serio? ¿en esas estamos?-, mal escondido y que convierte todo en una nadería.

La visita

Shyamalan nunca ha sido mal director de actores -todo lo contrario: la devastada sensibilidad fantástica de los orígenes de su carrera se apoyaba en ello en gran medida-, y aquí el cuarteto central no responde mal, aunque Olivia DeJonge queda sepultada como portavoz de esa prepotencia metacinematográfica del cineasta -qué pena- y Ed Oxenbould baila entre el fulgor del futuro ganso cómico y el profundo ridículo que le regalan desde la afición de su personaje al rapeo bobalicón -ideote, oye-. Deanna Dunagan y Peter McRobbie bien, sin más, bien encajados en sus personajes, potenciados por el tramposo Surround. Qué mal.

Calificación: 4/10

Continue Reading
Publicidad

Estrenos de cine

Subir