Síguenos

«Las Crónicas de Blancanieves: El Cazador y la Reina del Hielo». Te ves bonita, te pones orgullosa

Críticas

«Las Crónicas de Blancanieves: El Cazador y la Reina del Hielo». Te ves bonita, te pones orgullosa

Emily Blunt y Charlize Theron se ven bonitas y se ponen orgullosas en este monumento al todo vale de un Hollywood que en ocasiones parece demasiado desesperado y no sabe que la hermosura es poca cosa, porque el tiempo la marchita. Ni más, ni menos.

Érase otra vez un fornido muchachote (Chris Hemsworth) que fue criado por una bruja mala (Emily Blunt), hermana de una bruja aún más mala (Charlize Theron), a las que habrá de enfrentarse en futuro inminente sea por primera vez, sea una vez más. Y es que porque se ven bonitas, se ponen orgullosas. Ni más, ni menos. ¿Recordáis aquel 2012 en el que recibimos, casi sin coger aire, «Blancanieves», «Blancanieves» y «Blancanieves»? Sorprendentemente las tres estaban bien, cada una en su registro, y no requerían una continuación en absoluto. ¿Y recordáis cuando Hollywood tenía ideas? Efectivamente, queda lejos en el tiempo: aquí tenemos «Las Crónicas de Blancanieves: El Cazador y la Reina del Hielo», toma ya. A ver si Pablo Berger se anima y volvemos al ruedo.

El cazador y la reina del hielo

«No doy órdenes. Soy un espejo». La verdad es que la fórmula es de libro, refrotada en una realidad de nuestro tiempo: en muchas secuelas palomiteras se pisa el acelerador, pero no para bien. Evidentemente esta imposible entrega anda más corta de todo en general, y se nota ya de entrada en la dirección del debutante-pero-especialista-en-efectos-visuales Cedric Nicolas-Troyan, incapaz de aportar ritmo o tono -no ya sentido- a una propuesta sedante desde un prólogo adormecedor en su puesta en escena -a lo que hay que sumar la voz en off de Liam Neeson– y difícil de llevar en su soporífero, chapucero, descuidado y tirando a pobretón desarrollo global. Mal. Bien por la risas, eso sí, pero como son mayoritariamente involuntarias y no pretendidas no suman artísticamente.

El cazador y la reina del hielo

No hay Kristen Stewart, hay Emily Blunt, que siempre está bien, y hay Jessica Chastain, que también, aunque no están aquí en su mejor versión -muy floja dirección de actores-; y hay Charlize Theron, en lo que parece la versión extendida y (aún más) malévola de uno de sus anuncios de Dior. Y hay Chris Hemsworth, bello bruto, tan apurado como es habitual, chuscamente acompañado por tan sólo un par de enanos (Nick Frost y Rob Brydon), que de presupuesto aquí andan más flojos. Malos tiempos para cierto mainstream ya indistinguible, en el que grandes planos abiertos con cromas incrustados enmarcan un zafio batiburrillo genérico para deleite de…

Calificación: 3/10

Continue Reading
Publicidad

Novedades destacadas

Guía de películas

A B C D E F G H I J K L M N O P Q R S T U V W X Y Z 1
Subir