Inicio > Críticas de cine > “Las flores de la guerra”: La lírica masacr...

“Las flores de la guerra”: La lírica masacrada

Escrito por el 11.03.13 a las 12:57

“Las flores de la guerra” es quizá la peor película de Zhang Yimou, un ejercicio esteticista y hueco que espectaculariza la atrocidad al mismo tiempo que la vacía de emoción. La exquisita lírica del director queda aquí masacrada y enterrada.

La historia de la humanidad tiene capitales de la infamia: Kigali, 1994; Sebrenica, 1995; Nanjing, 1937. Lugares y fechas en los que cualquier acuerdo de civilización quedó suspendido para dar paso a masacres inimaginables, escenarios en los que el asesinato, la tortura o la violación en masa adquieren la categoría de herramientas de destrucción y exterminio del tejido de la realidad. Pasada la hecatombe, la gestión de la memoria histórica de la barbarie también es asunto delicado, como lo es su tratamiento en una ficción al servicio o no de la directriz oficial. En el caso de la ciudad china, el trauma es un episodio nacional que no esquiva el repetido retrato, la consciencia de una herida abierta a ser entregada al cineasta estrella del país para que éste, con medios ilimitados, la convierta en la grandiosa tragedia mainstream que es requerida.

Christian Bale en Las flores de la guerra

Cuando a mediados de la década de los 90 firmó “¡Vivir!” (1994), Zhang Yimou era celebrado en certámenes internacionales mientras en casa su película era prohibida bajo la consideración de ataque al régimen. Casi dos décadas y unos Juegos Olímpicos después, “Las flores de la guerra” (ver tráiler) podría ser el trabajo que le confirmara como narrador oficial. Un narrador al que, con todo, aún se le permitía cierto margen para la crítica hacia el pasado maoísta en “Amor bajo el espino blanco” (2010), pero que aquí parece abandonar todo recelo para entregarse a la gloria de la superproducción sin matices. Lo grave no es tanto que Yimou haya cedido centímetros hacia el dramatismo de propaganda. Lo realmente flagrante es que un director que hasta ahora había tratado a sus personajes con tanta elegancia y delicadeza haya enterrado toda sutileza para prestarse a la brocha gorda y la caligrafía de mártires sin fondo. Si en “Amor bajo el espino blanco” había más belleza manufacturada que inspiración poética, al menos el mimo a sus protagonistas permitía la identificación con los malogrados componentes de un romance impedido por la coyuntura política. Aquí, en cambio, sucede a la inversa: el dictamen del relato prioriza la filigrana de la secuencia bélica o los pedazos de una vidriera que estalla, pero salvadores y víctimas pasan a ser meros avatares de un ejercicio tan estético como hueco, cuya lírica interior ha sido masacrada tras la escasa ética del gesto.

imagen de Las flores de la guerra

Basada en una novela de Geling Yan que a su vez se inspiraba en historias de sacrificio entre las prostitutas de Nanjing, los mimbres de “Las flores de la guerra” podrían haber servido a un estudio más convincente del alcance de la solidaridad humana en medio del Apocalipsis. En esa alternativa deseada, uno imagina a Yimou recuperando la exquisita sensibilidad de su mirada sobre la infancia —“Ni uno menos”  (1999)— o dejando respirar una poética más dada a la paciencia y menos a las ostentaciones. Sin embargo, la película que se impone es otra: una empeñada en espectacularizar la atrocidad al tiempo que la vacía de emoción, que hace de Christian BaleWatabe Atsurôun meros invitados en lugar de pilares morales, y que convierte la sacralización de un grupo de heroínas de la calle en un musical kitsch que satura los sentidos de vergüenza ajena.

Calificación: 3/10

Las flores de la guerra imagen 1 Las flores de la guerra imagen 2 Las flores de la guerra imagen 3 Las flores de la guerra imagen 4 Las flores de la guerra imagen 5 Las flores de la guerra imagen 6 Las flores de la guerra imagen 7
Las flores de la guerra imagen 8 Las flores de la guerra imagen 9 Las flores de la guerra imagen 10 Las flores de la guerra imagen 11 Las flores de la guerra imagen 12 Las flores de la guerra imagen 13 Las flores de la guerra imagen 14

Imágenes de “Las flores de la guerra”, película distribuida en España por European Dreams Factory © 2011 Beijing New Picture Film, EDKO Film y New Picture Company. Todos los derechos reservados.

Escribe tu comentario

AVISO: Su publicación no es inmediata, los comentarios están sujetos a moderación. La opinión de cada comentarista es personal y no representa la de LaButaca.net.

(obligatorio)

(obligatorio; no se mostrará)



4 - Felitza - 4:10 - 05.11.13

En lo personal la peli me encanta, el tema abordado es sin duda lasmujeres como botin sexual de guerra, no se proqeu dicen que las escenas de violenica fueron trivializadas, todo lo contrario, y como alguein dijo me hizo llorar a mares, porque en mi pais el conflicto armado dejo victimas que narran historias desgarradoras en que niñas fueron victimizadas de formas brutales.



3 - EL PROPIO - 19:08 - 19.08.13

Hermosa Película, y excelente actuación de todos los artistas, no se porque tanta critica, en esta época de pésimas películas, yo le doy un 9 y espero que la vea muchas gente y disfrute de ella. A los críticos de pacotilla les diría que se vayan a la m……. y critiquen a Torrente 4.



2 - Sara - 22:25 - 25.05.13

Flores de la guerra es una película hermosa. Al terminar de verla supe que se basa en una historia real y realmente me emociono, la realidad supera la ficción. Es una película capaz de transmitir las dos caras, podemos como humanos hacer cosas realmente grandiosas, heroicas o también desastrosas, todo depende de nuestra elección. Es una lección histórica que debería quedar impresa en nuestra memoria para que no se vuelvan a repetir, muestra la barbarie de la guerra de una manera ejemplar.



1 - luis - 0:22 - 15.03.13

Película lacrimógena a conciencia. Cuando una situación, ya de por si, es emotiva, ¿es necesario ponerle un fondo de violines para subrayar aun más la emoción?
La película abunda en situaciones de gran emoción y eso esta bien, pero también cae en lo escabroso y lo maniqueo, estirando las situaciones al limite, de forma que el resultado es un pastiche, como un plato con demasiadas especias. Hay por demás algunos otros aspectos que no encajan, como algunas escenas mas propias de una película de hollywood o de una película de karatecas made in Hong-Kong.
Esta podía haber sido una de esas viejas películas del estilo John Ford, con un alcohólico de la vieja escuela haciendo de padre John o cualquier otro director del viejo hollywood en un encaje de bolillos de relaciones femeninas, pero Zhang Yimou no acaba de ensamblar todas las piezas y la película queda en poco mas que un film de lagrima fácil.
Quizá no sería tan severo como Jordi, pero no le doy mas de un 6.

Saludos.




   "Los Boxtrolls": Este lado hacia arriba
   "[Rec]4 Apocalipsis": Residente vil
   "Drácula: La leyenda jamás contada". Dientes r...
   "Cuando despierta la bestia": No es una pregunta
   "El chico del millón de dólares": Mira aquí un...
   "Drácula: La leyenda jamás contada". X-Men: Or...
   "El juez": Pendiente de veredicto
   "The equalizer: El protector". El trillado jus...
   "The equalizer: El protector". La rifa de Denzel
   "Perdida": El hallazgo de David Fincher
   "Ninja Turtles": Comida rápida
   "Las últimas horas": Deprisa, deprisa
Síguenos en Facebook

Síguenos en Twitter


 
Mapa del sitio Más secciones Archivo de películas Facebook  Twitter  Google+  RSS
Nube de tags:  los boxtrolls | rec 4 apocalipsis | dracula | ninja turtles | relatos salvajes | torrente 5 | el juez | the equalizer | perdida | annabelle

© LABUTACA.NET - Avda. Jacarandas, 2, 722 - 46100 Burjassot, Valencia, España - Telf.: 96 375 58 22 - E-mail: redaccion@labutaca.net
Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Prohibida la reproducción de los contenidos de este sitio sin consentimiento expreso de sus propietarios. Todos los derechos reservados.