Síguenos

«Las malas hierbas»: Esta vida loca

Críticas

«Las malas hierbas»: Esta vida loca

Alain Resnais propone un cuento de amor inesperado aplicando una narrativa que le hace desbarrar lo suyo, aunque con todo el cine que tiene detrás se lo puede permitir sobradamente. La pareja central, además, está estupenda. 

A Marguerite (Sabine Azéma) le han robado la cartera. Y Georges (André Dussollier) la ha encontrado. Como es un buen ciudadano, trata de contactar con la mujer. Aunque igual se arrepiente… El incansable Alain Resnais se pone a los mandos de la adaptación de la novela “El incidente”, de Christian Gailly, y la rebautiza cinematográficamente como “Las malas hierbas”; hay que quitarse el sombrero ante el director, que filmó esta (casi) inclasificable fábula en 2009 ─sí, llega tres años tarde, menuda sorpresa─, cuando contaba a sus espaldas con ochenta y siete primaveras. Y ahora, que ya son noventa, tiene en post-producción un nuevo trabajo. Sí señor.

«Los grandes terrores son mudos y con la boca abierta». Lo que propone la historia no es nuevo: un romance inesperado. Lo peculiar es el modo de contarlo, evidentemente. Introspectiva, extrovertida, fetichista, pícara, surrealista, cínica, alucinada y alucinógena ─hasta lo lynchiano incluso, gracias en parte a la banda sonora de Mark Snow─, inquietante en no pocas ocasiones, la narrativa del realizador se vuelca en ofrecer un cuento extrañamente esperanzado, una obsesión progresivamente correspondida a partir del hálito de esperanza que para la pareja principal otorga esa pizca de frescura que el descubrimiento mutuo aporta a sus vidas, monótona la de él, aturulladamente estancada la de ella. 

Dinámica a ratos, espesa a ratos, teatrera siempre ─el uso del montaje, la luz y la iluminación convierte cada localización en un peculiar escenario─, “Las malas hierbas” resume su esencia en el propio simbolismo del título, plasmado en un plano inicial en el que la vida se abre paso a través del asfalto. Las malas hierbas están dentro de nosotros, sentimientos que afloran y se ocultan a lo largo de nuestra existencia y que convierten nuestro espíritu en materia mutable, sí, pero básicamente perenne. Resnais desbarra lo suyo para contarlo, pero con todo el cine que tiene encima, se lo puede permitir; además, Sabine Azéma y André Dussollier están estupendos. Y qué demonios, ¿quién no quiere un beso con las fanfarrias de la Fox de fondo?

Calificación: 6/10


Imágenes de “Las malas hierbas”, película distribuida en España por Karma Films © 2009 F. Comme Film, Studio Canal, France 2 Cinéma y Bim Distribuzione. Todos los derechos reservados.

Continue Reading
Subir