Síguenos

«Las ventajas de ser un marginado»: Cartas de un adolescente herido

Críticas

«Las ventajas de ser un marginado»: Cartas de un adolescente herido

Stephen Chbosky levanta una comedia dramática y romántica de adolescentes. «Las ventajas de ser un marginado» usa recursos forzados y presenta un panorama ya llevado al cine. Buenas interpretaciones de Logan Lerman y Emma Watson.

La adolescencia como edad de los ideales infinitos, como un periodo de definición ante un futuro por escribir y también como momento de máxima fragilidad en el despertar de la vida. Así queda reflejado en las cartas que Charlie escribe desde el instituto, cuando ha terminado su primer curso y recuerda su difícil llegada, sin amigos ni proyectos, con complejos y culpas, siendo blanco de burlas y novatadas. Charlie es un inadaptado que sangra por una herida de la infancia y que sueña con un amor platónico, que siente la inseguridad y timidez a cada paso. Él es el protagonista de «Las ventajas de ser un marginado» (ver tráiler) junto a Patrick y la hermanastra de éste, Sam, pequeña pandilla que le acoge en ese tiempo en que necesita sentir que forma parte de algo y que las piezas de su interior encajan.

Logan Lerman y Ezra Miller en Las ventajas de ser un marginado

Stephen Chbosky levanta una comedia dramática y romántica de adolescentes y para adolescentes a partir de su propio best-seller. Comienza ofreciendo el lado más independiente del género para derivar hacia los convencionalismos más placenteros que encierra, y terminar con un doble giro dramático tan arriesgado y peligroso como imperfecto en su ejecución. En torno al inteligente, hipersensible y poco social Charlie, coloca el director a unos compañeros de fatigas de lo más estereotipados: una jovencita que ha tenido un pasado de abusos y que ahora se conforma con un ligue cualquiera, un gay de lo más dicharachero y simpático, una chica friki que busca una relación rápida y satisfactoria y otra joven gótica que sueña con hacer cine.

Emma Watson en Las ventajas de ser un marginado

Son jóvenes marginados y con algún trauma, que coinciden en el instituto y en sus diversiones, en representaciones cabareteras y en experiencias con drogas y alcohol, en sufrimientos y en emociones compartidas. Son adolescentes que necesitan sentir la fuerza del viento mientras descubren la canción del túnel, que se preocupan por la imagen y que imitan a los mayores desde la distancia. Son almas sensibles que sufren la falta de afecto, el dolor de la culpa, el sufrimiento del rechazo o el daño causado en su sensibilidad. Todo un panorama mil veces llevado al cine, y aquí adornado con preciosas canciones y unas frescas interpretaciones que componen unos personajes sin excesivo dramatismo interior. Pero todo llega, y por eso en la parte final se nos termina de descubrir lo que se ha venido anunciando con insertos de la infancia y que conviene no desvelar. Un recurso algo forzado y una dosificación artificiosa que no terminan de convencer, después de habernos llevado plácidamente durante casi toda la película, por terrenos sin nervio ni tensión.

Nina Dobrev en Las ventajas de ser un marginado

Pero es justo destacar el trabajo interpretativo del joven Logan Lerman, capaz de hacer evolucionar al desorientado Charlie con varios registros y de hacerlo cercano al espectador, si bien el episodio de la pelea en el instituto o algunos momentos de supuesta inocencia resulten poco verosímiles. También hace un buen papel Emma Watson, espontánea y fresca. A la cinta hay también que achacarle un desenlace excesivamente precipitado, que busca cerrar de manera rápida las subtramas pero que se olvida de los protagonistas, y también un conjunto de frases tópicas y un tanto cursis como la de «aceptamos el amor que creemos merecer», aunque ciertamente están en la línea del carácter de los personajes. Son, en definitiva, las cartas de un adolescente que curó las heridas de su corazón con amigos leales, un buen profesor y algo más.

Calificación: 6/10

Imágenes de “Las ventajas de ser un marginado”, película distribuida en España por eOne Films Spain © 2012 Mr. Mudd y Summit Entertainment. Todos los derechos reservados.

Continue Reading
Subir