Síguenos

«Las ventajas de ser un marginado»: Somos infinitos

Críticas

«Las ventajas de ser un marginado»: Somos infinitos

Cuento acerca de la búsqueda de nuestro sitio en el mundo beneficiado por una sensibilidad que salva las autosuficiencias de la historia. Buen elenco presidido por un Ezra Miller que atrae todas las miradas a ambos lados de la pantalla.

Charlie (Logan Lerman) es un chico reservado, sensible e inteligente. Anda escaso de relaciones sociales, y su aventura en un nuevo instituto no parece que vaya a ser un camino de rosas. Pero ahí están Sam (Emma Watson) y Patrick (Ezra Miller). Stephen Chbosky se inicia como cineasta con “Las ventajas de ser un marginado” (ver tráiler), adaptación de su propia novela que centra su mirada en esa etapa estudiantil tan del gusto de la cinematografía y la literatura popular norteamericanas, abrazando todos sus clichés intrínsecos pero retorciéndose con una honesta y en ocasiones desarmante sensibilidad para recordarnos que la vida entera es una etapa en sí misma. Y hay que pelear cada día, aunque el resultado siempre será una incógnita.

Logan Lerman y Emma Watson en Las ventajas de ser un marginado

«Me siento infinito». La polarización habitual del cine de institutos se llena de matices y zonas intermedias entre el inadaptado que se lleva las collejas y el capitán del equipo de fútbol que se empareja inevitablemente con la jefa de las animadoras. Chbosky propone una fábula palpable a pesar de sus autosuficiencias, en la que un joven dislocado ─como todos a esa edad… y más allá─ busca un sitio y lo encuentra para darse cuenta de que cada uno tiene su propia pedrada mental, y que ser joven no implica no tener ya un largo recorrido emocional a nuestras espaldas. Y en ese definitivo despertar a la existencia se descubre un discurso crítico con las circunstancias enajenantes y peligrosas que marcan ─y ya marcaban en los años 90, donde se ambienta la historia─ la identidad afectiva de la juventud americana. 

Ezra Miller en Las ventajas de ser un marginado

La pasión del realizador a la hora de plasmar en imágenes su texto arrasa en ocasiones con una puesta en escena que, sorprendentemente, consigue aportar luz pese a su apuesta constante e inflexible por un crepúsculo que no parece que vaya a abandonar a los protagonistas una vez arranquen los créditos finales. En ese limbo se mueven muy bien Logan Lerman, Emma Watson y especialmente Ezra Miller, el auténtico tótem que extrema las relaciones entre quienes pululan a su alrededor. “Las ventajas de ser un marginado” esconde en su título una verdad ineludible, y es que unos y otros, en la posición en la que nos encontremos, tenemos ventajas y desventajas respecto de los demás, pero no respecto de nosotros mismos. Entre David Bowie y Richard O´Brien, todos podemos ser héroes, pero somos criaturas de la noche.

Calificación: 7/10

Imágenes de “Las ventajas de ser un marginado”, película distribuida en España por eOne Films Spain © 2012 Mr. Mudd y Summit Entertainment. Todos los derechos reservados.

Continue Reading
Publicidad

Novedades

Subir