Síguenos

“Las vidas posibles de Mr. Nobody”: El sueño de Nemo

Críticas

“Las vidas posibles de Mr. Nobody”: El sueño de Nemo

FichaCartelFotosSinopsisTráilerCríticasComentarios

Un delicioso y preciosista aluvión visual que invita a volar la imaginación del espectador. Jaco Van Dormael ofrece una paleta estilística y sintáctica espectacular y fragorosa, una ensoñación constante a recordar en el futuro.

Año 2092. Nemo Nobody (Jared Leto) tiene 117 años y está a punto de fallecer. Es el último mortal en un futuro en el que los seres humanos acarician una existencia imperecedera. A lo largo de un hipnótico par de horas conoceremos su historia, conoceremos “Las vidas posibles de Mr. Nobody”. Tras “Totó, el héroe” (1991) y “El octavo día” (1996), Jaco Van Dormael vuelve a colocarse detrás de las cámaras para regalarnos su tercera ficción, una maravillosa historia que ha tardado siete años en redactar. Y la espera, a tenor de los resultados, ha merecido la pena, como bien saben en Venecia, Sitges o Estocolmo, certámenes que en diversos campos y aspectos han premiado un trabajo que será justamente recordado como una inesperada joya de la ciencia ficción moderna.

Cuando es tan sólo un niño, el pequeño Nemo ha de escoger entre su padre y su madre. Ambas posibilidades son recordadas siendo ya un anciano, cada una de ellas con sus circunstancias dispares, con sus elementos independientes, con la duda permanente de qué habría sucedido en caso de alterarse alguna de las infinitas piezas que componen el gigantesco puzle de su existencia, que bien podría ser la de cualquiera de nosotros. Compleja, sugerente, agradable, preciosa y preciosista, la narración de Van Dormael se ramifica e interconecta en sus múltiples derivaciones, desde el pasado recordado al futuro imaginado ─en ambos escenarios el trabajo técnico y artístico de todo el equipo es sencillamente espectacular─, invitando al palco a dejarse llevar por una sinuosa marea de incertidumbre envuelta de fantasía y visiones compuestas desde el mismo protagonista y los personajes que le rodean.

Diferente de cualquier otra obra inmediatamente comparable desde la misma esencia de su ritmo y sintaxis, el film solicita del observador atención plena, ya que el aluvión de imágenes extraordinariamente compuesto que presenta atraen la mirada con un fulgor abrumador, mágico e indescriptible, para dar materia a un guión no pocas veces impenetrable. Jared Leto, siempre camaleónico, curioso e interesante, aparece sencillamente soberbio, rodeado de un triplete de mujeres (Sarah Polley, Diane Kruger, Lihn Dan Pham) a las que amará en mayor o menor medida, pero que conforman en su memoria, ya anciano, el eje central en torno al que ha articulado su andadura trascendental. La vida es sueño, y Nemo así lo percibe desde la serenidad de quien se acerca a su fin, liberado de ataduras morales o emocionales… aunque siempre quedará la duda.

Calificación: 8/10

En las imágenes: Fotogramas de “Las vidas posibles de Mr. Nobody” © 2009 Pan-Europeene. Distribuida en España por Wanda Visión. Todos los derechos reservados.

Continue Reading
Publicidad

Destacados

Guía de películas

A B C D E F G H I J K L M N O P Q R S T U V W X Y Z 1

Buscador de cine

Subir